Una nueva pasarela peatonal y ciclista conectará Huerta Otea y Tejares en 2020

Ribera del Tormes vista desde la calle Richard Twiss, en Huerta Otea, donde se construirá la nueva pasarela hasta el barrio de Tejares, el fondo de la imagen. /MANUEL LAYA
Ribera del Tormes vista desde la calle Richard Twiss, en Huerta Otea, donde se construirá la nueva pasarela hasta el barrio de Tejares, el fondo de la imagen. / MANUEL LAYA

El Ayuntamiento invertirá 2,5 millones en ésta y otras cuatro actuaciones en la zona del Tormes

DANIEL BAJO / WORDSALAMANCA

El Ayuntamiento presentó ayer sus nuevos planes para el entorno del río Tormes. El Consistorio construirá una nueva pasarela peatonal y ciclista sobre el lecho del río, mejorará otras dos existentes que conectan Tejares y Huerta Otea y ampliará dos pasos sobre el ferrocarril, según anunció ayer el concejal de Fomento, Carlos García Carbayo. Invertirá 2,5 millones de euros en las cinco actuaciones y las obras comenzarán a principios del año que viene.

El concejal explicó que los objetivos de estas actuaciones son tratar de mejorar los barrios de la margen izquierda del Tormes, facilitar sus conexiones con el resto de al ciudad y promover la movilidad de peatones y ciclistas.

La obra más importante en cuanto a inversión y a volumen de trabajo es la nueva pasarela entre los barrios de Huerta Otea y Tejares. Conectará la calle Richard Twiss con la prolongación del Paseo del Lunes de Aguas. Según la información facilitada por el Ayuntamiento, la nueva pasarela tendrá dos vías de 2,5 metros de ancho cada una para uso peatonal y ciclista e iluminación LED. La actuación también incluye la construcción de los accesos para conectar con la red de senderos peatonales y carriles ciclistas que ya existen y con los que se construirán en el futuro. El presupuesto de esta nueva pasarela rondará los 1,3 millones de euros y tiene un plazo de ejecución de 18 meses. El concejal de Fomento calcula que estará terminada a mediados de 2020.

Varias mejoras

Carlos García Carbayo explicó que también se van a mejorar dos pasarelas ya existentes sobre el río Tormes.

La primera es la pasarela que contiene la tubería de impulsión de aguas residuales de la margen izquierda, situada entre el barrio de Tejares y El Marín. El Consistorio cambiará el alumbrado y adecuará la pasarela y las rampas de acceso para que pueda ser usado por peatones y ciclistas. Es la obra más sencilla de todas y según las previsiones municipales estaría terminada en la primavera del año 2019, una vez redactados los proyectos técnicos, superados los trámites administrativos y ejecutadas las obras.

La segunda es la pasarela que contiene la vieja tubería de impulsión de aguas residuales en la margen izquierda, actualmente en desuso. El Ayuntamiento instalará un tablero de 2,5 metros sobre ésta para sustituir al actual, de apenas un metro de anchura, y colocará alumbrado LED.

Las dos últimas obras presentadas ayer beneficiarán a las calles San Ildefonso y Avena, en Tejares y Chamberí. El Consistorio prevé ampliar los pasos viarios existentes en dichas calles para facilitar el tránsito peatonales e incrementar la seguridad de los viandantes. Según el Consistorio, las dos ampliaciones mejorarán «de forma sustancial» la conexión de los barrios.

El paso ferroviario en San Ildefonso no tiene aceras y es más estrecho que el resto de la calle. El Ayuntamiento construirá una pasarela metálica de cuatro metros y medio de anchura y 40 metros de largo que se dispondría en prolongación de la acera situada al este, y se reforzará el alumbrado.

La intervención en la calle Avena, en Chamberí, será similar y consistirá en ampliar el paso sobre el ferrocarril Salamanca-Fuentes de Oñoro. El paso actual de 7,50 metros se ampliará hasta 12 metros e incluirá una calzada de dos carriles de 3,50 metros y dos aceras de 2,50 metros cada una. Al igual que en el paso de San Ildefonso, se dispondrá de alumbrado público, barreras de seguridad y barandillas. El concejal de Fomento explicó ayer que ya han contactado con el gestor de infraestructuras ferroviarias (ADIF) para explicarles en qué consistirán las obras y «en principio» no creen que haya problemas de ningún tipo. Tanto las dos actuaciones en los pasos viarios como la renovación de la pasarela sobre la antigua tubería de impulsión estarán terminadas a finales de 2019. Son iniciativas, por tanto, pensadas más para el próximo mandato que para este.

Las iniciativas, que contarán con un presupuesto de alrededor de 2,5 millones de euros, están vinculadas a la Estrategia EDUSI Tormes+, que en total cuenta con un presupuesto de cerca de 19 millones de euros, cofinanciados por los fondos FEDER y el Ayuntamiento.