«Con la nueva fábrica multiplicamos casi por cuatro la capacidad de producción»

Víctor Manuel Rodríguez, en el estand de Copasa de Salamaq, en el pabellón central./LAYA
Víctor Manuel Rodríguez, en el estand de Copasa de Salamaq, en el pabellón central. / LAYA

Copasa se consolida dentro de su actividad y crece con nuevas inversiones, como la ampliación de sus instalaciones

EVA CAÑAS / WORDSALAMANCA

LaCooperativa Copasa lleva presente en Salamaq desde el año 2006, lo que comenzó con un pequeño estand hasta alcanzar su ubicación actual de 60 metros cuadrados en el pabellón central. Desde este espacio se abren al mundo para mostrar su actividad principal de fabricación y distribución de piensos para animales de granja, en especial, porcino ibérico, vacuno de carne y ganado ovino, entre otros servicios que han ido sumando a lo largo de sus 67 años de historia.

- ¿Qué supone la presencia en Salamaq de su cooperativa?

- Nosotros en esencia somos cooperativa de ganaderos y en una feria como ésta casi tienes la obligación de estar, como representación, y demostrar que estás vivo. Y en segundo lugar, intentamos abrir la cooperativa a todo el campo de Salamanca y a la gente que viene de provincias limítrofes y demás. Lo que nos interesa es que cada vez tengamos más socios y podamos crecer en actividad y servicios y aquí consigues una visita comercial concentrada en cinco días.

- ¿Cuántos socios tiene Copasa en la actualidad?

- Cumplimos 67 años de existencia con lo que hay mucha historia, pero en el momento actual socios en activo somos 800, todos ellos agricultores y ganaderos, sobre todo éstos últimos, de porcino ibérico y de vacuno de carne, que es nuestro campo de actuación, y en un crecimiento de un ritmo del 12% sostenido durante los últimos diez años, lo cual nos ha llevado a tener que hacer de nuestra actividad principal la fabricación, con una infraestructura nueva que estamos estrenando. Porque al final intentas atender la demanda que tienes y hacerlo con calidad, sin agobios, con la última tecnología, incorporando las últimas novedades, y eso se hace con inversión, no hay más remedio.

- ¿Qué ha supuesto la incorporación de esta nueva fábrica?

- Estamos rodándola, todavía no está en plena producción, hemos arrancado en agosto, y supone nominalmente multiplicar casi por cuatro la capacidad de producción, pero no quiere decir que eso se vaya a ocupar en el acto, ni en uno o dos años. Pero pretendemos crecer a un ritmo importante, y a lo mejor en cuatro, cinco o seis años estar a un rendimiento mayor, con más máquinas más modernas y de mayor capacidad, más calidad. Para nosotros esta inversión supone un salto cualitativa y cuantitativo, ambas cosas.

- ¿Ha sido fácil realizar esta importante inversión?

- Ha costado mucho por varias cosas, primero hacer ver a los socios la necesidad de invertir, que no es fácil. Como tal la cooperativa en eso tenemos un pequeño problema porque nuestros dueños son nuestros clientes, y no es fácil de gestionar, aunque la gente lo comprendió rápido. Luego tuvimos problemas con temas de permisos y licencias, ya que pertenecemos a terrenos del Ayuntamiento de Salamanca, y eso ha generado retrasos, pero la cosa ha salido bien y lo hemos resuelto pactando. Y financieramente bien, es complicado, pero los socios no han puesto dinero a mayores de lo que hacen en su actividad diaria, con lo cual es una actividad que se paga por sí mismo, que es de lo que se trata, que el socio no tuviese que hacer una aportación extraordinaria.

- ¿Qué otros proyectos de futuro tienen en mente?

- Tenemos un par de cosas, una de ellas es un acuerdo de integración de porcino ibérico, con 13 proyectos de 13 cebaderos desarrollando el ibérico en la zona de matanza y transformación que es Guijuelo, como epicentro, y que permiten a socios nuestros desarrollar estos proyectos sin correr un riesgo de negocio. La integración es un sistema muy seguro y que ha permitido un desarrollo importante de la producción primaria española. Además, estamos involucrados en tres proyectos de investigación, que empezamos en 2018 y continuamos hasta 2020, y uno de ellos es especialmente interesante, lo lidera la cooperativa, presentado en Salamaq y que consiste en diseñar un dispositivo que permite en el ganado vacuno de carne en extensivo la geolocalización en tiempo real.

- ¿Cómo está siendo este año para sus socios?

- Es un año de gran equilibrio, la agricultura ha tenido una cosecha buena, los precios que se iniciaron bajos han subido, y están ahora en un rango razonable. Y la ganadería lo permite, que está en un momento en general relativamente bueno, vacuno de carne y porcino están bien, con lo cual, la ganadería puede pagar lo que la agricultura produce, y que mejor que eso, una situación de equilibrio donde todos ganan y están bien, es ideal. Además, el año en lo climatológico no se le puede pedir más, hemos tenido una gran cosecha y una gran primavera, con embalses llenos de agua.

 

Fotos

Vídeos