Nueva campaña por Nicaragua desde Tamames

Comedor que se va a acondicionar para los trabajadores del Grupo DAAL Nicaragua./F.S.T.
Comedor que se va a acondicionar para los trabajadores del Grupo DAAL Nicaragua. / F.S.T.

'Con mi aportación, #yotambienalimento' lema del proyecto de Fernando Sánchez

M.J. GUTIÉRREZ / WORDTAMAMES

Como cada verano, Fernando Sánchez Tendero, el párroco de Tamames y fundador de la Asociación Hijos del Maíz, regresa a Nicaragua, concretamente lo hará el próximo día 19 de agosto y estará allí durante un mes para vigilar los proyectos que lleva a cabo dicha asociación.

Pero en esta ocasión regresará con un proyecto bajo el brazo, en el que ya se puede colaborar y que tiene como lema 'Con mi aportación, #yotambienalimento'. El objetivo es acondicionar un comedor y para ello necesita «una aportación inicial para adquirir el menaje del comedor y cocina de unos 4.000 euros (3.925 euros exactamente)», informa una de sus colaboradoras, Charo García de Arriba.

El fin último de esta nueva iniciativa es dar una «alimentación adecuada a trabajadores y niños y, lo que aún es más importante, a que lo que con tanta ilusión ha puesto en marcha nuestro párroco, tenga continuidad y, al menos, en gran parte sea sontenible por si mismo a largo plazo», añade García.

Para entender este nuevo proyecto es necesario echar la vista unos años atrás, cuando la Asociación Hijos del Maíz, que Fernando Sánchez Tendero preside en la actualidad, adquirió una finca a la que llamaron Fuenteguinaldo en recuerdo al pueblo natal del párroco, fue «un detalle que los responsables en San Blas quisieron tener con su fundador al escriturarla», explica Charo García.

En un principio la idea era explotar la finca directamente, de forma que la Asociación Hijos del Maíz obtuviera unos beneficios que le sirvieran para financiar los proyectos que tenían en marcha y depender menos de las donaciones externas, ya que éstas pueden variar con el tiempo. Además, hay que tener en cuenta que esta agrupación no recibe ninguna subvención pública en Nicaragua.

Pero con el tiempo, la asociación se dio cuenta que no podía mantener económicamente dicha finca, por lo que llegaron a un acuerdo de colaboración con un grupo de cooperación americano, Grupo DAAL Nicaragua; convenio que según añaden las mismas fuentes «ha aliviado económicamente a la Asociación Hijos del Maíz, gracias a la ayuda anual» que reciben de esta agrupación.

Para el grupo americano trabajan en la actualidad «unos 200 trabajadores nicaragüenses en la producción de plátanos, unos en la finca Fuenteguinaldo y otros en otras cercanas». Trabajadores para los que DAAL Nicaragua ha construido un comedor.

El objetivo de Fernando Sánchez Tendero, con el nuevo proyecto que se trae entre manos, es que la propia asociación se encargue de la gestión del comedor, con el fin de destinar los beneficios que obtengan al comedor infantil de la Asociación Hijos del Maíz.

Para entenderlo mejor, hay que señalar que por cada trabajador la empresa americana abonará a la ONG del párroco pucherero un total de 1,50 euros, siendo el coste estimado de la comida para una persona de 1,20 euros. De forma que por cada trabajador y día de comedor la Asociación Hijos del Maíz obtendrá 30 céntimos (unos 600 euros mensuales) con los que sostener parte del comedor infantil. A esto hay que sumar otro beneficio y es la generación de empleo gracias a la contratación de personas para llevar la gestión del comedor, con lo que se ayudará también a la población sobre la que actúa directamente la asociación.