Una nueva aplicación mejorará la vida de las personas con parálisis cerebral

Eduardo Santamaría, Víctor Martínez, Olimpia Fernández y Jesús Alberto Martín. /R.R.
Eduardo Santamaría, Víctor Martínez, Olimpia Fernández y Jesús Alberto Martín. / R.R.

Aspace pone en marcha 'Spellbrain', un método pionero en España que utiliza electrodos y una tablet para crear un sistema alternativo de comunicación

RICARDO RÁBADE / WORDSALAMANCA

Mejorar todas las facetas en las que se ven inmersas a lo largo de su vida diaria las personas afectadas por la parálisis cerebral, dotándolas de un sistema de comunicación alternativo que sirva, al mismo tiempo, de aprendizaje. Ésta es la esencia del proyecto 'Comunico y Aprendo con Brain Computer Interface' y su aplicación 'Spellbrain', que está desarrollando en sus instalaciones salmantinas la asociación Aspace en estrecha colaboración con los creadores de esta innovadora metodología, como son Eduardo Santamaría y Víctor Martínez, investigadores del Grupo de Ingeniería Biomédica de la Universidad de Valladolid. La iniciativa también ha sido posible gracias al patrocinio de la Fundación Vodafone.

El proyecto pretende facilitar a los usuarios de Aspace que soportan graves limitaciones motóricas un sistema de comunicación alternativo, basado en los denominados 'Sistemas Brain–Computer Interface '(BCI). Estos sistemas permiten dar a sus usuarios nuevas y mejores oportunidades en sus intentos de comunicación, permitiendo controlar aplicaciones y dispositivos utilizando únicamente sus ondas cerebrales. Para ello, se colocan mediante un casco y utilizando un gel inocuo una serie de electrodos sobre el cuero cabelludo de la personas y se emplean métodos avanzados de procesado de las señales para averiguar sus intenciones en tiempo real.

Se trata, tal como destacaron sus creadores, de un método pionero en España y se ha utilizado ya con notable éxito entre los usuarios de Aspace, aplicándose a un total de 16 personas, que comprenden desde niños de solo seis años de edad hasta personas mayores de 70 años.

Ocho electrodos

El casco inalámbrico se coloca en la cabeza de la persona empleando ocho electrodos que se aplican en la zona parietal y occipital del cortex, que es precisamente la zona donde se emiten las señales de la vista, de manera que se puede registrar la actividad cerebral de la persona.

El usuario tiene delante de su mirada una tablet, en la que aparecen diferentes pictogramas con referencias variadas. Para los niños, por ejemplo, se les muestra imágenes de personajes de series televisivas infantiles y para los adultos diversos tipos de comidas, como una tortilla de patatas o bebidas como una caña de cerveza.

Los pictogramas se iluminan de forma constante y la persona con parálisis cerebral dirige su imagen hacia una imagen determinada. Así, mediante estos electrodos y con el empleo de la tablet, se puede diagnosticar qué precisa una persona que tenga dificultades para comunicarse oralmente en aspectos tan diversos de su vida cotidiana como pueden ser la comida, la bebida, su desplazamiento o el ocio.

El presidente de Aspace Salamanca, Jesús Alberto Martín, y la logopeda y coordinadora de Tecnología de la asociación, Olimpia Fernández, participaron también la presentación de 'Spellbrain'. Fernández puso de relieve que «con esta herramienta se pretende que cada una de estas personas se dueña de sus actos y sus vidas». La asociación quiere que este método de comunicación alternativo se pueda generalizar entre todos los usuarios después del verano y que también pueda ser empleado por asociaciones de similares características a Aspace que existen en otras provincias españolas.