Los niños protagonizan la última jornada festiva en Béjar

Numerosas familias asistieron ayer al encierro infantil de carretones./Manuel Estévez
Numerosas familias asistieron ayer al encierro infantil de carretones. / Manuel Estévez

La ciudad textil despedía ayer sus fiestas de la Virgen del Castañar con actos para los más pequeños

MARÍA JESÚS GUTIÉRREZSalamanca

La ciudad textil despedía ayer, tras diez días llenos de actividades, sus Fiestas y Ferias en honor a la Virgen del Castañar con una jornada en la que los grandes protagonistas fueron los más pequeños, puesto que ayer se celebró el denominado Día del Niño.

Hinchables gratuitos llenaron la Plaza Mayor por la tarde, mientras que la calle Mayor fue el escenario, junto a la Plaza, elegido para el encierro infantil de carretones acompañado de charanga y desfile de cabezudos.

Encierro que fue la gran diversión de la tarde y que hizo correr a más de uno, no sólo niños sino también jóvenes y algún adulto, que huían del agua que echaban estos peculiares astados por sus pitones.

Diversión asegurada con los carretones y con los cabezudos, que iban saludando a cuantos se encontraban por la calle.

Además, por la mañana, las familias pudieron disfrutar con el tren turístico que saliendo del parque de La Corredera llegaba al Museo Textil realizando el recorrido de costumbre.

Y para acabar las fiestas, dos nuevas actividades para todos los públicos como fueron una actuación de dulzaineros, a partir de las diez de la noche en la Plaza Mayor, y a continuación los fuegos artificiales, con los que se cerraron una nueva edición de las Ferias y Fiestas que, este año, se han visto empañadas por la lluvia el día de la festividad de la Virgen del Castañar, que obligó no sólo a suspender la procesión sino también el concierto de Amaia Montero previsto para esa noche.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos