Los niños ponen voz a la obra ganadora del II Premio de Literatura de Santa Marta

Un momento de la lectura del libro 'L Desprendimiento'./M. J. GUTIÉRREZ
Un momento de la lectura del libro 'L Desprendimiento'. / M. J. GUTIÉRREZ

'L Desprendimiento' aboga por la igualdad y la paridad de los géneros fomentando el lenguaje no sexista

M. JESÚS GUTIÉRREZ / WORD

Alumnos de Primaria de los tres colegios públicos de Santa Marta de Tormes (Martín Gaite, Miguel Hernández y San Blas) dieron lectura ayer en el salón de plenos del Ayuntamiento del municipio a la obra ganadora del II Premio de Literatura Infantil titulada 'L Desprendimiento', un trabajo escrito por Patricia Haro e ilustrado por Maite Mauduit.

El acto fue presentado por el alcalde, David Mingo, que estaba acompañado por algunas de las concejalas de su equipo de Gobierno, y por el diputado de Cultura, Julián Barrera.

Haciendo referencia a la celebración ayer del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, David Mingo, señaló que a lo largo de la historia, «el hombre ha estado en una posición de dominio por su fuerza física, que lo ha puesto en una prevalencia que no es real porque hay otras cosas que a hombres y mujeres nos igualan como nuestras capacidades y habilidades». Así, explicó que su equipo de Gobierno está formado por cuatro mujeres, que han sido elegidas por estar muy preparadas en las materias que llevan, y por tres hombres; porque hoy en día, añadió, las diferencias entre unos y otros no son tantas como podía parecer años atrás. Por ello, resaltó la importancia de educar desde la infancia en igualdad, ya que las personas «valen por cómo son y cómo actúan y eso es lo que hay que valorar».

En este sentido, señaló que el libro al que ayer se dio lectura habla de que «hay que ser buenas personas y que hay que respetar a todos los que nos rodean».

Por su parte, Julián Barrera también hizo referencia a que las concejalas que forman el Ayuntamiento de Santa Marta de Tormes están «ahí por méritos propios, por su trabajo y dedicación, independientemente de su sexo». «Todos somos personas», añadió, «con los mismos derechos y obligaciones».

Y respecto a las palabras que había dicho anteriormente David Mingo, indicó que «la mujer lleva cierto retraso en la historia porque llegó más tarde, pero poco a poco nos va alcanzando».

En cuanto al libro, preguntó a los alumnos qué conclusión habían sacado tras leerlo y explicó que «la primera letra de este cuento desaparece, algo que las autoras han escrito para que penséis en ello, y por eso también lo han llamado desprendimiento». Una palabra que como indicó tiene muchos significados. «Una persona desprendida es aquella que da mucho de si, de su tiempo, para dedicárselo a los demás. En política, tiene que haber siempre ese desprendimiento y que el bien común esté por encima de los demás. Y no hay que hacer distinción entre hombres y mujeres», concluyó.