La minera australiana Berkeley presenta su salida a Bolsa en Londres y en Madrid

Miembros de Berkeley, durante la presentación que se realizó ayer en el Colegio de Fonseca. /M. LAYA
Miembros de Berkeley, durante la presentación que se realizó ayer en el Colegio de Fonseca. / M. LAYA

La multinacional sigue adelante con su proyecto y «no hay nada que lo esté paralizando», afirmó Francisco Bellón

M.. JESÚS GUTIÉRREZ / WORDSALAMANCA

La multinacional minera australiana Berkeley ha salido recientemente a Bolsa en el Mercado Principal de Londres y próximamente lo hará en el Mercado Continuo de España, un hecho que quisieron compartir ayer con la sociedad salmantina, con una presentación en la Capilla del Colegio Arzobispo de Fonseca a cargo de Paul Atherley, CEO de Berkeley, y Francisco Bellón, vicepresidente ejecutivo de la compañía.

Antes del acto, Francisco Bellón explicaba que la eminente salida a bolsa de la empresa al Mercado Continuo de España (Madrid, Valencia, Bilbao) es un «hito muy relevante porque ello nos permitirá dar mayor acceso a todos aquellos inversores tanto españoles como europeos que han mostrado interés por invertir en la empresa». Una salida que se espera, tras las aprobaciones necesarias y los requisitos que faltan por cumplir, que sea en unos días o como mucho a final de mes.

Esta salida a bolsa no es para financiar el proyecto de Retortillo, puesto que ya cuenta con la financiación necesaria, resaltó Bellón, pero sí hizo hincapié en que «es una oportunidad para aquellos inversores que quieren invertir en zona euro y no en zona dólar o libra».

Respecto a la noticia conocida horas antes sobre que el Congreso de los Diputados instaba al Gobierno a la paralización de este proyecto minero, Francisco Bellón afirmó que «ese es el titular que se ha dado a conocer, pero la realidad es un poco diferente», porque lo que ha pasado es que «la Comisión de Energía del Congreso ha solicitado tres cosas: la primera que se exija al Gobierno que el proyecto cumpla con todos los requisitos tanto medioambientales como de seguridad, que es una cosa que estamos haciendo desde el primer día y lógicamente es cosa del Gobierno, lo exija la comisión o no; la segunda es que se informe al Gobierno de Portugal de todo aquello que tenga que ser informado, y no nos cabe duda de que así se está haciendo; y la tercera es que el Consejo de Seguridad Nuclear informe antes del mes de julio del estado de tramitación del proyecto». Evidentemente, esto «no se puede traducir en que se ha paralizado el proyecto», apostillaba Bellón.

Por ello, confirmó que «el proyecto minero en Salamanca sigue adelante» y añadió que «tenemos cerca de 70 personas trabajando todos los días y estamos preparando ya la fase constructiva y no hay nada que esté paralizando el proyecto».

Por otro lado, el vicepresidente ejecutivo de Berkeley se refirió al respecto al «medio ambiente y a la salud» en este proyecto, y a que no tienen ningún problema a que «sea auditado» por el nuevo Gobierno para comprobar que todas las medidas de protección al medio ambiente se cumplen.

Asimismo, y en relación a los pasos futuros, Bellón explicó que «tenemos que obtener la licencia urbanístico, y en el momento que haya secretaria municipal en Retortillo estamos seguros de obtenerla porque no hay motivo para que no sea así, pues es una licencia totalmente reglada y cumplimos todos los preceptos. Y por último, el Consejo de Seguridad Nuclear tiene que emitir su informe para la autorización de construcción, a sabiendas que este consejo ya informó favorablemente tanto para la emisión de la declaración de impacto medioambiental como para la concesión de explotación minera como para la instalación previa de la propia explotación radioactiva, por lo que sería el quinto informe favorable que emite el Consejo de Seguridad Nuclear».

Respecto a la afirmación de los grupos antimina sobre que Berkeley es una empresa que obtuvo la concesión de la mina para venderla posteriormente, Francisco Bellón indicó que «la realidad es que en los últimos meses hemos desarrollado toda la parte de ingeniería, la de licencia y se ha financiado con 120 millones de euros la construcción del proyecto», algo que no se hubiera hecho si la intención fuera vender el proyecto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos