El mercadillo de Ciudad Rodrigo acumula 28.000 euros de deuda sin una decisión sobre su traslado

Imagen del mercadillo la pasada semana./S. G.
Imagen del mercadillo la pasada semana. / S. G.

El equipo de Gobierno se reunirá en los próximos días para valorar el resultado de la consulta pública de la pasada semana

S. G.Ciudad Rodrigo

A más de 28.000 euros asciende la deuda que alrededor de 40 vendedores del mercadillo tienen contraída con el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo. En concreto, se deben cuotas de 2012, 2015, 2016 y sucesivos y de hecho, la deuda ha ido en aumento pues si en abril de este mismo año rondaba los 22.000 euros ahora ya se suman 6.000 euros más, según fuentes municipales.

Independientemente de esta situación, que poco tiene que ver con la intención de trasladar los puestos desde San Pelayo a otra ubicación, el equipo de Gobierno aún no ha tomado una decisión en firme tras la consulta popular realizada los pasados días 6 y 7 de septiembre. «Tenemos que reunirnos el equipo de Gobierno y analizar los resultados», matiza la concejala de Comercio, Ferias y Mercados, Soraya Mangas, «la consulta no es vinculante pero sí es orientativa, una muestra, y a partir de ahí, tomaremos una decisión».

En esa votación participaron un total de 211 personas, registrándose 105 votos a favor de que se ubique en las pistas de atletismo del barrio del Puente; 71 votos en el helipuerto del centro de especialidades; 22 en blanco y 13 nulos. Tal y como se expuso en las bases aprobadas por la comisión correspondiente, el resultado sería vinculante siempre y cuando la participación alcanzara el 10%, por eso se interpreta como algo orientativo.

En el caso del Grupo Municipal Popular se ha criticado esa participación y el nivel de abstención del 97,98 %, que «demuestra que el tema no se ha llevado adecuadamente por Ciudadanos desde el inicio».

En opinión de Soraya Mangas ese sondeo popular «no lo veo como un fracaso, me ha parecido bien y nos ha servido para intercambiar pareceres con la gente».

De igual modo, la edil no descarta que en los próximos días se produzca una nueva reunión con los representante de los comerciantes que instalan sus puestos en el mercadillo, aunque lamenta que encuentros anteriores no hayan dado los frutos esperados en lo que al cumplimiento de compromisos se refiere pues «la deuda no ha bajado, al contrario, seguimos en las mismas, y las quejas de los vecinos de la zona se siguen produciendo todos los sábados».

El cambio de ubicación del mercadillo no es un tema nuevo, más bien se arrastra desde hace años. A lo largo de esta legislatura ha sido una de las constantes pero, de momento, no se ha dado con un emplazamiento que pueda contentar de forma mayoritaria. Lo que sí está claro es el compromiso de la actual Corporación de sacar los puestos de la ubicación habitual en la zona de San Pelayo.

En cualquier caso, las opciones tampoco son muchas pues a pesar de que uno de los posibles lugares para el traslado es el polígono de los Chabarcones, existe gran rechazo por parte de los empresarios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos