Los mejores años de nuestra vida

Alumni resucitó los recuerdos de 5.000 exalumnos de la USAL con una fotografía multitudinaria en el Patio de Escuelas

El Patio de Escuelas se llenó de antiguos alumnos durante la celebración académica. /ANTORAZ
El Patio de Escuelas se llenó de antiguos alumnos durante la celebración académica. / ANTORAZ
Ricardo Rábade
RICARDO RÁBADESalamanca

. «Yo estudié en la Universidad de Salamanca». Esta emblemática y contundente aseveración hermanó ayer, en un encuentro sin precedentes históricos, a los 5.000 participantes procedentes de 13 países que se dieron cita en Salamanca en el Encuentro Alumni VIIICentenario de la Universidad de Salamanca, que se exteriorizó con el desarrollo matinal de actos académicos celebrados de forma simultánea en el Edificio Histórico de las Escuelas Mayores, elTeatro Juan del Enzina y el Colegio Arzobispo Fonseca. El colofón fue una multitudinaria fotografía en el Patio de Escuelas Mayores, que pasará a la posteridad por su carácter inédito, protagonizada por un aluvión de antiguos alumnos, pertenecientes a un extenso elenco de promociones universitarias situadas cronológicamente entre los años 1953 y 2007.

El actor José Antonio Sayagués y el periodista de TVE Sergio Martín, ambos exalumnos de la USAL y miembros de la asociación Alumni, reconocieron que su paso por las aulas salmantinas les despertó su verdadera vocación y que ahora lo llevan «por bandera con orgullo». Sayagués y Martín pronunciaron el Pregón Alumni con el que se clausuró el encuentro y que estuvo acompañado por las palabras, impregnadas de agradecimiento y cariño, que pronunció el rector Ricardo Rivero.

En declaraciones a los periodistas Sayagués reconoció que la Universidad de Salamanca le «hizo adicto al conocimiento», le «abrió el camino para encontrar y poder sacar adelante» su verdadera vocación, la de actor, y le hizo entender y preguntarse «de dónde vengo, dónde estoy y dónde quiero ir».

Martín coincidió con Sayagués en que su profesión de periodista la cimentó en Salamanca y sobre todo a partir de cuando empezó a hacer sus «primeros pinitos» en la radio de la institución académica.

Sobre el VIII Centenario, el periodista consideró que está siendo una oportunidad «estupenda y muy bien aprovechada» por la Universidad de Salamanca para «hacer una reflexión sobre la universidad pública». En este sentido, aludió al Encuentro Universia celebrado esta misma semana con la asistencia de más de 700 rectores de todo el mundo, del que destacó de entre de sus conclusiones la importancia de los valores precisamente «ahora en plena crisis». Una idea en la que incidió Sayagués, quien estimó necesario «regenerar toda la sociedad y volver a recuperar valores que tienen que ver con la responsabilidad, el sentido del trabajo bien hecho, el de la generosidad, el de la ética y el de la limpieza». A ellos añadió el «compromiso» y sobre todo los valores humanistas de los que, según sus palabras, la USAL «siempre ha tenido por bandera».

«Esta sociedad necesita un revulsivo total desde abajo a arriba para cambiar y esto hará que el país avance de una manera diferente y sobre todo no podemos dejar huérfana de estos valores a la generación que viene porque, si no los absorbe, España será un país que se quiebre tarde o temprano», concluyó Sayagués.