Más de medio millar de mayores se reúnen en la fiesta comarcal de la Sierra

La presidenta, Chelo Muñoz, a la izquierda, con los ocho matrimonios homenajeados durante la jornada de ayer por sus bodas de oro. /M.J. GUTIÉRREZ
La presidenta, Chelo Muñoz, a la izquierda, con los ocho matrimonios homenajeados durante la jornada de ayer por sus bodas de oro. / M.J. GUTIÉRREZ

Ocho matrimonio son homenajeados al cumplirse sus bodas de oro durante el presente año

M. JESÚS GUTIÉRREZ / WORDLA ALBERCA

El municipio de La Alberca, un año más, fue el elegido para celebrar ayer la fiesta comarcal de los mayores, a la que asistieron en torno a 560 personas, en una jornada que se inició con la eucaristía a las doce del mediodía, en la que el párroco, Alfredo Fernández, tuvo unas bonitas palabras para los mayores, y en especial para los matrimonios que este año celebran sus bodas de oro, nueve, aunque a los actos sólo pudieron acudir ocho.

La Abadía de los Templarios fue el lugar elegido para celebrar la comida, a cuyo término y en los jardines se llevó a cabo el homenaje a dichos matrimonios, así como los discursos de los asistentes.

La presidenta de la Unión Comarcal de Asociaciones de Mayores de la Sierra de Francia, Chelo Muñoz, fue la encargada de dirigir el acto y de presentar tanto a los cinco diputados que ayer acompañaron a los mayores en su día (los tres diputados de zona, Javier García, Antonio Luengo y Antonio Agustín Labrador y los dos diputados del área de Servicios Sociales, Eva María Picado y José María Sánchez) como al presidente de la Federación Provincial de Asociaciones de Jubilados y Pensionistas de Salamanca, Julián Bernal.

Eva María Picado fue la primera en tomar la palabra para agradecer tanto a la Federación como a la Unión Comarcal la invitación para asistir a «este día tan especial para vosotros» y quiso poner en valor el trabajo de Bernal, que «de forma constante nos pide ayuda», y de «Chelo, que es un referente para mi y me gustaría continuar su carrera como mujer y como profesional». Por último, señaló que esperaba seguir viviendo este tipo de actos con todos los presentes.

Antonio A. Labrador, nuevo diputado de la Sierra de Francia, afirmó que «es la primera vez que comparto un día como éste con todos vosotros», algo que describió como un «lujo», por lo que dio las gracias y deseo que siguieran con el mismo ánimo y que disfrutaran.

En el mismo sentido se manifestó Antonio Luengo, quien señaló que era un «honor estar allí y un placer poder disfrutar con todos los mayores, en un día que es vuestro».

Javier García, por su parte, agradeció que todos acudieran a un encuentro como ese y siguieran «haciendo sierra y comarca» y dio las gracias a aquellos que hacen posible esta celebración, ya que es un día de unión y confraternidad de los mayores de todos los pueblos de la Sierra de Francia. Y José María Sánchez agradeció el trabajo de las juntas directivas de las asociaciones, a quienes muchas veces sólo se acude con quejas y nunca con gratitud, a pesar del tiempo que dedican a sus funciones; por lo que les animó a seguir por el mismo camino, al igual que a los miembros de la Federación.

Entre diputado y diputado, Chelo Muñoz fue tomando también la palabra, en su caso, para agradecer la colaboración del Ayuntamiento de La Alberca, cuyo alcalde -Miguel Ángel Luengo- se tuvo que marchar, por la colaboración de 900 euros para el transporte (al igual que el pasado año), por lo que contó que este año se había suprimido el aperitivo para que los asistentes hicieran gasto en los establecimientos de La Alberca, y «devolver así un poco de lo que ellos nos dan»; y a los miembros de la junta directiva de la Unión Comarcal (Manoli, Gabriel, Adelio, Pedro, Félix, María Rosa y Juanfran), a los que pidió que subieran al escenario.

Además, aprovechó la presencia de «tantos diputados» pera pedirles que «se rasquen el bolsillo para la Sierra de Francia, cada uno desde su área». Y finalizó señalando que ayer era un día para la amistad y el cariño.

El último en hablar fue Julián Bernal, quien se refirió a los matrimonios que llevan 50 años casados, «protagonistas de la jornada, vaya para ellos mi admiración, cariño y respeto», a los que dedicó unas bonitas palabras antes entregarles una placa conmemorativa y una planta. 

Mateo Pérez y Antonia García, de Cepeda;Maximiliano Pérez y Aurea Muñoz, de San Miguel de Valero; Manuel Panchuelo y Bárbara Nieto, y Francisco Javier Herrera y Agustina Bullón, de Santibáñez; José Manuel Martín y Leopoldina García, de San Muñoz; Argimiro Rodríguez y Santiaga Rodríguez, de Linares; Juan Macías e Isidora Cilleros, de Cabrillas; Antonio Martín y Mª Purificación Pérez, de Garcibuey; y Lorenzo del Río y Rufina Nieto, de Valero, fueron los homenajeados.