Mañueco anuncia la visita de los Reyes para la inauguración del nuevo hospital de Salamanca

Mañueco e Iglesias posan con los componentes de la candidatura del PPpor la provincia de Salamanca a las Cortes regionales. /ICAL
Mañueco e Iglesias posan con los componentes de la candidatura del PPpor la provincia de Salamanca a las Cortes regionales. / ICAL

Se compromete a invertir 130 millones para llevar Internet, la televisión digital y la telefonía móvil a «todos los rincones» de Castilla y León

RICARDO RÁBADE / WORDSALAMANCA

El presidente del Partido Popular de Castilla y León y candidato a la Presidencia de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, anunció ayer, con motivo de la presentación de la lista que presenta el PP salmantino a las Cortes regionales con vistas a los comicios autónomicos del 26 de mayo, que serán los Reyes de España quienes inaugurarán el nuevo Hospital de Salamanca, aunque prefirió no aventurar fechas concretas sobre la apertura del nuevo complejo sanitario.

«No seré yo quien corte la cinta sino los Reyes», puntualizo Mañueco, quien apuntó que la inauguración del nuevo complejo por parte de los actuales monarcas tiene ««un elemento simbólico», dado que fueron los Reyes eméritos, padres de Felipe VI, quienes inauguraron el Clínico salmantino. Mañueco recalcó que la inauguración del nuevo hospital requerirá «la colaboración precisa y milimétrica de todos» y confió en que, si las urnas son generosas, sea él quien lo poncha en marcha desde la Presidencia de la Junta, en estrecha coordinación conJavier Iglesias como presidente de laDiputación y con Carlos García Carbayo como alcalde de Salamanca.

«Queremos que el hospital de Salamanca, icono de ciudad y provincia, nos haga sentir orgullosos a todos, captando y atrayendo talento, recursos, oportunidades e ilusión de la mano de los mejores profesionales que van a dar vida a la mejor asistencia sanitaria»., continuó Mañueco, para quien la «alta tecnología» con la que contará el nuevo centro hospitalario «multiplicará las posibilidades de investigación puntera a las que aspira la ciudad y facilita la labor docente por su carácter universitario». Además, no dudó en proclamar que el nuevo Hospital constituye la «obra más importante del siglo XXI en Salamanca», con una inversión de 230 millones de euros.Todo ello refleja el compromiso del PP con «una sanidad pública, universal, gratuita y de calidad».

El líder del PP vaticina que su partido ganará en las nueve provincias de la Comunidad

Por otro lado,Mañueco se comprometió a invertir 130 millones de euros en sus primeros cien días de gobierno para que Internet, la televisión digital y la telefonía móvil «llegue a todos los rincones de Castilla y León». Se trata de una de las cinco medidas que adoptará en sus primeros cien días de gobierno en caso de convertirse en presidente delgobierno regional.Otras de sus primera medidas serán eliminar el impuesto de sucesiones y donaciones, facilitar la conciliación familiar y laboral con deducciones por nuevos hijos y la gratuidad en la educación de 2 a 3 años, y poner en marcha un plan para evitar los malos tratos y combatir la soledad de las personas mayores en el hogar.

Además, Mañueco promoverá en esos primeros cien días de gobierno un programa de financiación para micropymes y autónomos, con 5.000 euros para nuevas inversiones o para el inicio de su actividad y la extensión de la tarifa plana a los autónomos durante 24 meses, así como la puesta en marcha de una subvención de 30 meses para todos los autónomos.

Estas cinco medidas «beneficiarán a las familias y a las empresas» y se recogen en un programa electoral integrad o por mil propuestas, que se vertebran en torno «al crecimiento económico y la creación de empleo» y la «la defensa de lo nuestro».

Además, subrayó que el PPconfía en «obtener la victoria en las nueve provincias de Castilla y León» y se configura coma «la única alternativa de garantía al gobierno del discípulo de Pedro Sánchez en Castilla y León». Mañueco también aseguró que recibió la felicitación de PabloCasado por el resultado electoral obtenido el 28 de abril en Salamanca y confesó que la «fase depresiva» que se generó tras el batacazo electoral de su partido en las generales le duró «24 horas», puesto que el suyo es «un partido ganador, acostumbrado a recibir duros golpes pero a levantarse».