Las llamas devoran a los ninots de las Fallas salmantinas

La falla adulta perece pasto de las llamas en la Vaguada de la Palma/ANTORAZ
La falla adulta perece pasto de las llamas en la Vaguada de la Palma / ANTORAZ

La quema de la falla adulta en una noche lluviosa pone el colofón a la celebración de la emblemática fiesta valenciana en la capital del tormes

RICARDO RÄBADESALAMANCA

La amenaza de la lluvia no impidió que los ninots fueran devorados por las llamas, poniendo el colofón nocturno a la celebración de las Fallas que, en versión salmantina, se desarrollaron durante todo el fin de semana en la capital del Tormes, fruto de una pionera iniciativa organizada por la asociación cultural Fallers Pel Món con el fin de divulgar la emblemática fiesta de la capital del Turia por diferentes ciudades del territorio nacional. La quema de la falla adulta en la zona de la Vaguada de la Palma estuvo precedida por la quema de una falla infantil.

Más información

La jornada dominical de las Fallas arrancó por la mañana con un sorprendente desfile de moros y cristianos, que partió de la Plaza Mayor y atravesó las calles del centro histórico, todo ello con el correspondiente acompañamiento musical. Al mediodía se sirvió una multitudinaria paellada en la carpa que se colocó en la Vaguada de la Palma, donde fue cocinada y condimentada en 30 calderos. No faltó tampoco la imprescindible y ensordecedora 'mascléta, emulando a las 'mascletás' que se celebran siempre en la capital del Turia con motivo de las Fallas.

Ya en horario vespertino, se sirvió una chocolatada al público infantil y se repartieron 500 litros de aguas de Valencia para que fueran degustados por los salmantinos.

La celebración por primera vez de las Fallas en la capital salmantina supuso la venida de más de 2.000 valencianos, que quisieron participar de forma activa en la fiesta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos