Licitadas las obras de la plaza del Mercado Viejo para crear un punto de recepción de turistas

Imagen de la plaza del Mercado Viejo, donde se pretende construir el punto de recepción de turistas./M. SERNA
Imagen de la plaza del Mercado Viejo, donde se pretende construir el punto de recepción de turistas. / M. SERNA

Habrá un carril de dirección única alrededor de la Casa Escuela Santiago Uno y junto al Museo de Automoción se reserva un espacio en el que se permitirá que puedan parar hasta cuatro autobuses a la vez

REDACCIÓN / WORDSALAMANCA

El Ayuntamiento de Salamanca ha iniciado el proceso para la licitación del proyecto de urbanización de la plaza del Mercado Viejo, con el objetivo de adecuarla como punto de recepción de turistas, donde puedan parar de forma transitoria los autobuses con viajeros y otros vehículos que llegan a la ciudad, evitando así el actual estacionamiento en el Paseo del Rector Esperabé. El proyecto, con un presupuesto base de licitación 931.315 euros y un plazo de ejecución de cinco meses, afecta también a la Plaza de Santiago y las calles de Santiago, del Barquillo, de la Pesca, del Teso de San Nicolás y de Santa María La Blanca de forma parcial.

Esta zona actualmente es un aparcamiento desordenado de vehículos, bolardos, contenedores, etcétera, con un pavimento de adoquín de cemento en algunos puntos deteriorado. Los trabajos a desarrollar, enmarcados en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Salamanca, contemplan un carril de dirección única alrededor de la Casa Escuela Santiago Uno, permitiendo la circulación correcta de los autobuses y para que no tengan que hacer maniobras peligrosas. Junto al Museo de Historia de la Automoción de Salamanca se reserva un espacio en el que se permitirá que puedan parar hasta cuatro autobuses a la vez.

El resto de la plaza será peatonalizado, eliminando las barreras arquitectónicas y mejorando la accesibilidad para personas con discapacidad y movilidad reducida. Las calzadas estarán a nivel de acera con un color distinto cada una para diferenciarlas, con el objeto también de no establecer obstáculos para los servicios de emergencia en caso de que sea necesaria su presencia. Además, se crean dos zonas de estancia nuevas con 25 árboles, jardineras y bancos, trasplantándose las actuales acacias con valor botánico, entre el edificio de Santiago y los jardines de Rector Esperabé.

La urbanización de la plaza del Mercado Viejo implica la modificación del trazado del carril bici para que no interfiera con la llegada y salida de autobuses. Así, se lleva por la calle de la Pesca y por la Plaza de Santiago hacia el Puente Romano, suprimiendo el tramo de calle Teso de San Nicolás. Al mismo tiempo, se restringirá el tráfico de las calles Santa María la Blanca y Santa Brígida, por lo que se realizará una rotonda.

Finalmente, el proyecto incluye la colocación de nuevos sumideros, con mejoras puntuales en la red de abastecimiento de agua, - que se ha renovado, junto con la de saneamiento, recientemente-, y la instalación de nuevas luminarias LED que aseguren el nivel de iluminación, así como el mayor ahorro energético posible.

Otras obras a licitación

Asimismo, el Ayuntamiento de Salamanca ha iniciado el expediente para la licitación del proyecto de acondicionamiento de la Avenida de la Merced, en el tramo de 350 metros de longitud desde la plaza de toros hasta el Parque de Bomberos, con un presupuesto base de licitación de 671.839,64 euros y un plazo de ejecución de cinco meses.

También se ha iniciado el proceso de licitación de las obras de urbanización de la calle La Alberca, en el tramo comprendido entre las avenida de Maristas y Filiberto Villalobos, con un presupuesto base de licitación de 244.055 euros y un plazo de ejecución de cuatro meses.

Finalmente, ha comenzado el proceso de licitación de las obras para mejorar la accesibilidad y movilidad de los peatones en la calle Especias. Se trata de una vía, situada en la zona comercial del centro de Salamanca, que transcurre entre la calle Zamora hasta la calle Toro. Con un presupuesto base de 107.240,06 euros y un plazo de ejecución de dos meses, el proyecto contempla la mejora del deteriorado pavimento sobre una superficie de unos 95 metros lineales y una anchura aproximada de 6,50 metros.