La Justicia obliga a retirar la efigie de Franco del salón de plenos del Ayuntamiento de Salamanca

Efigie de Franco en el salón de plenos del Ayuntamiento, a la derecha de la imagen./LAYA
Efigie de Franco en el salón de plenos del Ayuntamiento, a la derecha de la imagen. / LAYA

El fallo exige pedir permiso a los herederos del autor y, si éstos se niegan a darlo, insta al Ayuntamiento a retirar todo el mural

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) ha obligado en una sentencia al Ayuntamiento de Salamanca a suprimir la imagen de Francisco Franco del mural que decora el salón de plenos municipal, pintado en 1962 por el artista Ramón Melero.

El fallo judicial al que ha tenido acceso Efe estima parcialmente el recurso que el Consistorio salmantino había interpuesto contra la sentencia del Contencioso-Administrativo número de 2 de Salamanca que obligaba a «eliminar las imágenes o atributos franquistas, respetando el resto del lienzo del mural del salón de plenos».

Aunque el Alto Tribunal ha dado la razón al Ayuntamiento cuando argumenta «perjuicio» a los legítimos intereses o «menos cabo» a la reputación del autor del mural, el artista Ramón Melero, ha supeditado la modificación del mural a que los representantes legales del autor la autoricen.

Pero si el Consistorio no logra obtener este permiso, el TSJCyL ha acordado «la retirada de la obra en su integridad (la totalidad del mural, tríptico, compuesto por tres lienzos, que forma un todo) sin perjuicio de que pueda dicha obra conservarse y custodiarse en los fondos y museos de la ciudad», añade la sentencia.

También ha estimado que la figura de Franco en el mural «carece de razones artísticas, arquitectónicas o artístico-religiosas» que permitan eximirla de la Ley de la Memoria Histórica.

La sentencia no tiene en cuenta las razones esgrimidas por el Ayuntamiento en relación a que «se trata de una obra pictórica de tres lienzos en la que no hay exaltación alguna sino una mera ilustración del régimen vigente en el momento que se realizó la obra, como uno más de los episodios históricos significativos que acontecieron en la ciudad».

La resolución determina también revocar el título de Alcalde Honorífico a Franco, y retirar el Monumento a la Unificación ubicado en el parque de Salesas.

El recurso fue interpuesto por el primer teniente de alcalde de Ciudad Rodrigo, Domingo Benito (IU), quien, en declaraciones a Efe, se ha mostrado «contento» con la sentencia porque le da «la razón en casi todo». Asimismo, constata, según ha añadido, que la pretensión «era la de colocar cada cosa en su sitio y en el lugar adecuado. En el salón de plenos no debe estar el dictador, para eso están los museos».

Benito, que ha subrayado que «no se trata de mutilar o de romper, sino de cambiar de lugar» una obra, ha alertado de la «insumisión» que existe en «instituciones gobernadas por el PP a pesar de que las leyes se cumplen en un estado democrático».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos