La Junta iniciará la tramitación de la supresión del Impuesto de Sucesiones la semana que viene

Alfonso Fernández Mañueco, durante la inauguración de Salamaq/MANUEL LAYA
Alfonso Fernández Mañueco, durante la inauguración de Salamaq / MANUEL LAYA

Fernández Mañueco apuesta por el medio rural con recursos en la inauguración de Feria del Sector Agropecuario Salamaq 2019 y la 31 Exposición Internacional de Ganado Puro

REDACCIÓN / WORDSALAMANCA

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, anunció hoy que la Junta iniciará la próxima semana la modificación de la normativa tributaria para bonificar el 99 por ciento del Impuesto de Sucesiones y Donaciones entre familiares directos, lo que supone su práctica eliminación. Esta modificación se publicará en el portal de Gobierno Abierto para consulta pública previa, dijo en la inauguración de Feria del Sector Agropecuario Salamaq 2019 y la 31 Exposición Internacional de Ganado Puro de Salamanca.

Asimismo, Fernández Mañueco garantizó a lo largo de la legislatura, la ampliación de los supuestos de bonificación de este tributo en el caso de empresa familiar y agraria, algo que es «de gran importancia para la continuidad de las explotaciones y los negocios en el mundo rural, para el relevo generacional».

El Gobierno de la Comunidad aumentará, además, las bonificaciones y las deducciones en el IRPF, especialmente en municipios de menos de 5.000 habitantes; y aplicará deducciones para acceder a una vivienda en el medio rural y tendrá un tratamiento fiscal favorable el Impuesto sobre las Transmisiones Patrimoniales en el caso de tierras y elementos productivos generadores de empleo en el mundo rural.

El objetivo es favorecer la actividad económica, facilitar la vida a las empresas y a las familias y seguir apostando con fuerza por las personas que viven en el medio rural y que se dedican al sector primario.

Durante su intervención en la inauguración de la Feria Salamaq, Fernández Mañueco también subrayó el apoyo de la Junta de Castilla y León a todo el mundo agrícola y ganadero puesto que se trata de una de las más importantes señas de identidad de la Comunidad y es garantía de algo tan vital como el suministro alimentario. Es, en palabras del presidente, un esencial motor de actividad económica de los núcleos rurales y constituyen, por tanto, un factor clave para fijar población.

Durante su intervención en la inauguración de la Feria Salamaq, Fernández Mañueco también ha subrayado el apoyo de la Junta de Castilla y León a todo el mundo agrícola y ganadero puesto que se trata de una de las más importantes señas de identidad de la Comunidad y es garantía de algo tan vital como el suministro alimentario. Es, en palabras del presidente, un esencial motor de actividad económica de los núcleos rurales y constituyen, por tanto, un factor clave para fijar población. «Un objetivo fundamental de Castilla y León».

En este sentido, el presidente de la Junta ha destacado que el mundo rural tiene protagonismo propio en la Comunidad. En él, según ha añadido, residen 900.000 personas en 2.248 municipios, cada uno de ellos «con historia propia, con innumerables y profundos sentimientos, con tradiciones y vivencias, con escudos y sentimientos de pertenencia que no se pueden olvidar si no se cuidan».

Por ello, Fernández Mañueco ha esgrimido que «su futuro no debe ser fruto de ninguna decisión en lejanos despachos. Debe estar construido desde el pleno acuerdo con sus habitantes».

El mundo rural es uno de los más evidentes hechos diferenciales de Castilla y León y ha reiterado su apuesta por las personas que se dedican al sector primario. Un compromiso que ha querido resaltar uniendo el binomio de «Agricultura y Ganadería» y «Desarrollo Rural» en la Consejería competente del tema, expresando con ello su firme voluntad de luchar para mejorar la calidad de vida de las personas del campo con un amplio catálogo de actuaciones.

En primer lugar, los recursos para el medio rural. En este sentido, ha recordado que en Castilla y León se consiguió la única posición común lograda en España y en Europa sobre el futuro de la PAC, con el apoyo de todo el sector, las fuerzas políticas y el tejido social. Con esta sólida posición, el presidente ha asegurado que la Junta estará al lado del Gobierno de la Nación en una negociación que deberá ser «rigurosa y dura» para que la PAC esté bien dotada económicamente y sea eficiente y simplificada. «Ni un euro menos para los agricultores y ganaderos», ha apostillado Fernández Mañueco.

En segundo lugar, ha asegurado que trabajarán por un sector primario cada vez más moderno, competitivo, con mejores rendimientos del trabajo y para hacerlo más atractivo para los jóvenes y las mujeres. Para ello, ha avanzado que el Gobierno de la Comunidad incrementará también las ayudas para subvencionar como mínimo el 60% de las inversiones en explotaciones agrarias y facilitará que los jóvenes puedan acceder a préstamos con garantías públicas para completar sus necesidades en inversiones.

La Junta apostará también por la inversión en regadío porque genera riqueza e impulsa el crecimiento de población. En este sentido, Fernández Mañueco se ha comprometido en agilizar en lo posible las obras del regadío de La Armuña, «fundamental para el impulso de esta tierra».