Junta y Diputación cooperarán para que 213 pueblos puedan tener normas urbanísticas

Juan Carlos Suárez-Quiñones y Javier Iglesias, tras la firma del acuerdo. /ICAL
Juan Carlos Suárez-Quiñones y Javier Iglesias, tras la firma del acuerdo. / ICAL

Cada institución aportará 100.000 euros para quelos municipios puedan tener un ordenamiento territorial «adaptado y moderno»

AGENCIASSALAMANCA

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente y la Diputación de Salamanca invertirán 200.000 euros para hacer efectiva la propuesta de que los 213 municipios de la provincia que carecen de planeamiento general urbanístico lo tengan a su disposición en dos años. Estos 213 municipios suponen el 58% del total -son 362-, casi el 60% del territorio de la provincia y un 12% de sus habitantes.

Ante esta situación, que lleva a los afectados a que se sigan rigiendo por las Normas Subsidiarias de Planeamiento Municipal, que ya han cumplido más 20 años desde su aprobación en 1996, ha llevado a la Junta a poner en marcha un plan para dotar a todos de una ordenación urbanística básica adaptada a las necesidades y situaciones actuales.

Para ello, la Administración Autonómica aportará 100.000 euros y la Diputación otros 100.000, al igual que está previsto en el resto de provincias de la Comunidad.

Así lo señaló ayer el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, que rubricó el acuerdo con el presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias. Los técnicos se encargarán del establecimiento de «unas normas urbanísticas territoriales adaptadas y modernas», de acuerdo también con las necesidades de las organizaciones agrícolas, según indicó el consejero. Es un acuerdo «muy importante» para «fomentar el desarrollo del mundo rural» siempre desde «la búsqueda del equilibrio con la población, la actividad económica y los valores ambientales y culturales». El objetivo de fijar unas normas urbanísticas básicas es el de «facilitar a las empresas o a los agricultores y ganaderos» que vayan a comenzar alguna edificabilidad, que cuenten con unos trámites más fáciles y una norma más clara para fomentar la economía de los pequeños municipios de la provincia.

El convenio firmado con Salamanca es el sexto de los ya materializados, tras los acuerdos alcanzados previamente con las diputaciones de León, Valladolid, Soria, Burgos y Ávila, y se hará extensivo a todas las provincias interesadas.

Responsabilidades

El plan establece que la licitación, adjudicación, contratación y recepción de los trabajos necesarios para la redacción de las normas urbanísticas serán responsabilidad de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, mientras que la Diputación prestará la coordinación y el apoyo técnico necesario a los municipios para redactar el planeamiento.

Los costes económicos estarán financiados a partes iguales por ambas administraciones. Igualmente crearán una comisión mixta paritaria para la dirección y supervisión de las acciones contenidas en el convenio, cuya vigencia está prevista inicialmente hasta el 31 de diciembre de 2020, aunque podrá prorrogarse hasta un máximo de cuatro años.