El Juli y Diego Ventura triunfan en el cierre de la Feria Taurina y se reparten cinco orejas

El diestro y el rejoneador salen a hombros tras triunfar en la última corrida de la feria./WORD
El diestro y el rejoneador salen a hombros tras triunfar en la última corrida de la feria. / WORD

Las fiestas patronales en honor a la Virgen de la Asunción incluyeron una visita a la residencia de mayores, un concierto y una verbena nocturna

REDACCIÓN / WORD

a Feria Taurina de la villa chacinera se cerró ayer por la puerta grande. La corrida, que generó una gran expectación previa, no defraudó en ningún momento a los aficionados, por la calidad del toreo de las dos figuras participantes, como fueron el rejoneador Diego Ventura y el diestro El Juli, que llenaron el coso taurino y se repartieron cinco orejas de un encierro de muy pobre presencia que restó mérito a los trofeos.

Se lidiaron toros de Herederos de Ángel Sánchez y Sánchez para rejones y de Vellosino para la lidia a pie. El primero para el rejoneador Diego Ventura fue abroncado a su salida por su mala presentación, una característica general del resto de astados.

Diego Ventura logró ovación con saludos, oreja y oreja, mientras que el Juli se llevó oreja, oreja y oreja. Se registró un lleno hasta la bandera, con 2.600 aficionados, en la mejor entrada de la Feria de Guijuelo.

Visita a los mayores

Por otro lado, la programación festiva al margen de la actividad netamente taurina prosiguió ayer con un amplio elenco de propuestas. A partir de las 11:00 horas tuvieron lugar dianas floreadas por las calles y plazas de la villa, que fueron interpretadas por la charanga LaClave. Posteriormente, a partir de las 12:00 horas, se efectuó una visita alCentro de Día y a la Residencia Esgra de Guijuelo, con asistencia de las autoridades, la reina de las fiestas y la corte de honor, que hizo las delicias de las personas mayores.

Los representantes institucionales confraternizaron con los mayores y mantuvieron conversaciones distendidas sobre sus inquietudes y necesidades diarias.

Las actividades lúdicas prosiguieron posteriormente dando protagonismo a la música, que en esta ocasión vino de la mano delTríoCasanova en la Plaza Mayor.

Ya en horario vespertino tuvo lugar una representación de un espectáculo infantil y familiar por parte de títeres en La Cadiera, a cargo de Viridiana Centro de Producción Teatral en la plaza de Castilla y León.Y por la noche la explosión festiva enGuijuelo creció claramente en intensidad con el concierto que ofrecieron los 'triunfitos' Naim Thomas y Mireia Montávez , así como Paco Arrojo, de 'La voz', en la plaza JuliánCoca. Finalmente hubo la imprescindible verbena nocturna a cargo de laOrquesta Graffiti en la Plaza Mayor.