Las jornadas profesionales se centran en producción animal y sostenibilidad

Un momento de las jornadas profesionales. /SALAMAQ
Un momento de las jornadas profesionales. / SALAMAQ

Uno de los expertos de las ponencias aseguró que cada sector animal deberá tener una estrategia de monitorización

REDACCIÓN / WORDSALAMANCA

Bajo título 'Producción animal y sostenibilidad. Compromiso con el consumidor' tuvo lugar ayer en Salamaq la primera de las jornadas profesionales. La intervención de numerosos expertos, así como la temática elegida lograron captar la atención de numerosos ganaderos que llenaron el salón de actos del pabellón central, para escuchar, entre otros al especialista en patología y prevención sanitaria Jorge Gutiérrez, veterinario del servicio técnico de pequeños rumiantes de MSD.

Gutiérrez explicó a los presentes que los planes sanitarios tienen que estar adaptados a cada granja, y detalló cómo realizan las auditorías ambientales, «el aire ayuda a ventilar, entonces realizamos un análisis de los puntos críticos y dirigimos el aire sabiendo cómo llevarlo». En este sentido afirmó que «muchas veces pecamos en que como nosotros tenemos frío, pues tenemos a los animales encerrados en naves y el aire no se renueva», algo que perjudica a especies como el ovino.

En cuanto a la tan de moda antibioterapia, Jorge Gutiérrez señaló que prevenir es rentable, y que por ello en estos momentos todo el foco de atención está en el desarrollo de nuevas vacunas. Además, están realizando el programa 'Devorando mitos', que consiste en trabajar directamente con los médicos, dándoles charla para que no quiten productos como el pollo o la leche a los pacientes con motivo de falsos mitos, «porque la carne es saludable». Pero además, en la jornada también intervinieron otros expertos como Lorenzo Fraile, profesor de farmacología de la Universidad de Lleida y especialista en terapia antibiótica, quien habló a los ganaderos presentes de la necesidad de conocer en primer lugar «cuánto gastamos en antibiótico», concretamente cuántos antibióticos se consumen por cada kilogramo de carne producida, a lo que añadió que en 2019 será necesario reportar dichos datos a los veterinarios.

En segundo lugar, Fraile destacó que cada sector animal deberá tener una estrategia de monitorización, y así mostró como en porcino en Cataluña han propuesto a la Administración establecer una conexión epidemiológica con una duración de 6 meses. Esto quiere decir que la analítica que se realice en un momento determinado a animales de una granja, pueda enlazarse al resto de animales de dicha granja por un tiempo determinado, que en su caso es de 6 meses «porque los patógenos cambian y evolucionan».

Por otra parte, en el día de ayer, el catedrático de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza, Luis Varona, presentó los resultados de un estudio en el que han colaborado distintas razas autóctonas sobre la genética del siglo XXI. Entre las recomendaciones del experto para mejorar las razas destaca un sistema continuo de genotipado combinado con los genotipos de los candidatos a la selección, un incremento de las inseminaciones artificiales y un interés mayor en los caracteres difíciles de medir.

Así, Varona insistió en que en base a los resultados obtenidos, es necesario genotipar a los candidatos a la reposición, «solo vamos a obtener una ventaja cuando los individuos nuevos cada año sean genotipados».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos