El incremento salarial en Salamanca, del 1,6%, es el cuarto más bajo de toda España

Vicente Andrés Granado y Emilio Pérez Prieto, secretarios regional y provincial de Comisiones Obreras. /ARRANZ / ICAL
Vicente Andrés Granado y Emilio Pérez Prieto, secretarios regional y provincial de Comisiones Obreras. / ARRANZ / ICAL

CC OO denuncia que el 90% de los contratos son temporales y que no se respeta el SMI ni el registro de la jornada laboral

ROSA M. GARCÍA / WORDSALAMANCA

El 90,77 por ciento de los contratos que se han firmado en Salamanca en lo que va de 2019 son temporales y, de ellos, el 43,12% a tiempo parcial; el incremento salarial, con un 1,60%, es el cuarto más bajo de España; se sigue sin respetar en muchos casos la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), al igual que no se está aplicando en todas las empresas el registro de la jornada laboral. Y todo ello en un panorama donde la economía mejora y la empresas están obteniendo una riqueza, pero «no se redistribuye». Así lo aseguraron ayer Vicente Andrés Granado y Emilio Pérez Prieto, responsables regional y provincial, respectivamente, de Comisiones Obreras, organización sindical que ayer celebró en Salamanca la reunión del comité ejecutivo de Castilla y León.

El secretario general de CC OO Salamanca, Emilio Pérez, aludió a los «frenteslo fundamentales» que tiene en estos momentos su organización abiertos, como es «conseguir mantener la negociación colectiva de los 29 convenios colectivos de sector que tenemos en la provincia y de los 44 convenios colectivos de empresa», porque, afirmó, «a día de hoy no hemos sido capaces de recuperar el poder adquisitivo que se ha perdido durante los últimos ocho o diez años en el ámbito de las tablas salariales de estos colectivos».

«No hemos sido capaces de recuperar el poder adquisitvo perdido en los últimos diez años»

Explicó que el día anterior se conoció la valoración de CC OO del Acuerdo de Negociación Colectiva estatal (ANC), donde se establecía y acordaba con la CEOE y Cepyme que esos incrementos salariales «estuvieran por encima del 2%, que se consiguieran salarios mensuales de al menos 1.000 euros y un salario bruto anual de 14.000 euros», señaló Pérez.

La perspectiva a nivel confederal tiene un «balance positivo, ya que marca un 2,21% de incremento salarial en los cinco primeros meses del año». Sin embargo, afirmó, no ha sido así ni en Castilla y León ni en Salamanca, ya que, según los datos publicados ayer por el Ministerio y facilitados por CC OO, en la región dicho aumento ha sido del 1,78% y en Salamanca, del 1,6%, algo que calificó de «insuficiente e injusto y que no redistribuye la riqueza que sí que nos consta que tienen las empresas».

Por este motivo, afirmó, que «más pronto que tarde» volverán a confrontarse con las patronales de la provincia, ya que en Salamanca «se ha negado la aplicación del ANC acordado a nivel estatal y regional, porque «la patronal, en este caso Confaes, no quiere saber nada de ningún tipo de acuerdo ni estatal ni regional que mejore las condiciones laborales de las trabajadores y trabajadoras». Contra eso, «CC OO Salamanca va a establecer una estrategia beligerante y sobre todo de confrontación, porque ya basta de seguir soportando cómo el beneficio que se obtiene, porque la economía mejora a unos ritmos que están por encima en algunos porcentajes a los años anteriores a la crisis, y eso no suponga una redistribución de la riqueza».

CC OO anuncia una estrategia «beligerante y de confrontación» contra las patronales

Añadió, que sigue «abierta la brecha de conseguir la equiparación de todos los salarios» según establece el último Real Decreto aprobado por el Gobierno del SMI, ya que «en algunos casos y convenios todavía los sueldos están por debajo de ese SMI», por lo que «se va a afrontar con contundencia y resolución las situaciones para conseguir ese salario y que el reconocimiento de los 900 euros sea efectivo y se lleve a la práctica de manera inmediata».

Otro de los frentes abiertos es el registro diario de la jornada laboral. «Nos consta, por parte de la Inspección de Trabajo, las dificultades que existen a la hora de poder cumplir la obligatoriedad, existente desde el 12 de mayo, que tienen las empresas de hacer un registro diario y efectivo de la jornada trabajo». Por eso, desde CCOO «vamos a seguir teniendo de manera temporal talante y tolerancia, admitimos algunos casos en los que el Real Decreto deja lagunas en determinados sectores donde no es fácil de aplicar, pero hasta que pase el período estival».

Tachó de «ilegal, abrumador y sobre todo injustificable» el volumen de horas extraordinarias «inmensas que no se pagan». En España, se realizan, dijo, once millones de horas extras a la semana, con lo que se podrían general cerca de 280.000 puesto trabajo.

Otro frente es «conseguir estabilizar el empleo en la provincia de Salamanca». En lo que va de año, señaló, se han firmado 55.544 contratos, «con altos niveles de precariedad, temporalidad e inestabilidad», ya que indefinidos han sido el 9,23% y temporales el 90,77%; y lo que «es peor», de los de duraci ón indefinida, el 21,15% son parciales, cifra que en los temporales es del 43,12%. «Hay volumen de contratación, las empresas generan riqueza, pero la redistribución y la estabilidad del empleo no se está dando», concluyó.