Los hosteleros de Salamanca afrontan la Pasión con perspectivas «muy halagüeñas»

Varios turistas visitan la calle Compañía./LAYA
Varios turistas visitan la calle Compañía. / LAYA

La tasa de ocupación turística en la capital para Jueves, Viernes y Sábado Santo ya ronda el 92%

DANIEL BAJOSalamanca

La hostelería salmantina tiene los próximos días marcados en rojo. Después de Semana Santa llega mayo con sus congresos y comuniones, junio con sus graduaciones y julio, agosto y septiembre con las vacaciones gordas estivales. «Es la curva de la felicidad», resume el presidente de la Asociación de Empresarios de Hostelería de Salamanca, Alain Saldaña.

Pero antes de esas semanas de leche y miel que se avecinan hay que pasar la Semana Santa. Es el primer gran examen del año y los hosteleros se lo han preparado a fondo.

Echando un vistazo a lo que llevamos de año, 2019 ha comenzado bien para un sector capital en la economía salmantina. El primer trimestre del año suele ser 'de transición', porque el frío, la lluvia y los días cortos no invitan precisamente a coger el coche. Y aún así «comparados con el histórico de 2016, 2017 y 2018, han sido meses muy favorables para los alojamientos y la hostelería. Siendo meses malos, hemos arrancado de forma excelente», afirma.

Y por lo que explica el presidente de los hosteleros, nada debería impedir que la Semana Santa siga la tónica. Los días de Pasión «se presentan muy bien, con expectativas muy halagüeñas». Si el tiempo respeta a los cofrades «tendremos todos los factores para una excepcional Semana Santa».

A falta del repunte de última hora, «tenemos un 92% de previsión de ocupación para Jueves, Viernes y Sábado Santos. Son cifras muy importantes, que colman las expectativas» del gremio. Saldaña apunta que Salamanca y su alfoz tiene unas 5.500 camas en hoteles de 2 a 5 estrellas, así que es fácil echar las cuentas de cuánta gente va a pasarse por la Plaza y la Rúa, echar fotos en la Universidad y tomarse algo en una terraza.

Y con estas cifras ¿aún hay margen de crecimiento o de mejora? «En otras épocas del año hay margen de mejora». En temporadas de baja ocupación como el invierno, «que suelen ser complicadas», sí se podría crecer. En cuanto a si hay sitio para más plazas hoteleras, Saldaña opina que podría haber margen «pero no sería rentable y desequilibraría el sector el resto de días de la semana». Salamanca, pues, parece haber alcanzado un punto de consenso entre los vaivenes de la demanda y el la constancia de la oferta .

Buena nota

El turista tipo de Salamanca está muy bien definido. Somos una ciudad de turismo familiar y viajes cortos. Nuestro gran nicho de mercado es Madrid, aunque Castilla y León y las comunidades limítrofes también ponen de su parte.

Saldaña calcula que el 90% de los visitantes de Semana Santa son españoles y que un tercio del total llegan desde Madrid. «Y la Ruta de la Plata tiene mucho gancho», comenta. Ese eje longitudinal entre Asturias y Sevilla «se trabaja muy bien» y el esfuerzo está dando réditos.

El perfil familiar es evidente. Salamanca es el destino de familias llegadas desde distintos puntos de la Península, que quedan en la ciudad para conocerla. «Se ve a la hora de las reservas. Se juntan 14, 16, 18 personas desde diferentes ciudades. Se observa que somos un punto de encuentro para las familias. Es muy entrañable».

Qué buscan en Salamanca tampoco es ningún misterio. La ciudad se ha labrado fama de destino tranquilo, para pasear, curiosear las calles del casco antiguo y olvidarse de la rutina cotidiana. Y si de paso se prueba el hornazo y los embutidos y se llevan alguna pieza a sus hogares, mejor aún.

Un reciente estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) basado en 10.500 encuestas a turistas españoles, belgas, franceses, italianos y portugueses que han visitado una ciudad (dentro o fuera de España) por placer en los últimos dos años y que han pasado al menos una noche en el destino, revela cuáles son las urbes que más satisfacen a los turistas.

La citada encuesta «recoge la valoración de quince aspectos diferentes, como la calidad del transporte público, la oferta turística y cultural, la hospitalidad, la sensación de seguridad, la restauración, vida nocturna, compras y nivel de precios, así como una puntuación de satisfacción global con la ciudad», explican.

Salamanca es una de las ciudades mencionadas en la encuesta de la OCU y sale muy bien parada. Le conceden una nota de 84 sobre 100 y destacan sobre todo la sensación de seguridad (nota de 91) y la hospitalidad de los vecinos (87). La conservación monumental también merece los halagos de los visitantes. Los restaurantes logran una nota de 83 sobre 100. Finalmente, el nivel de precios consigue un 74.

Con estas puntuaciones, Salamanca ocuparía el tercer puesto de un hipotético pódium, empatada con Valencia, Santiago, Cádiz y Bilbao. La 'medalla de oro' sería para Santander (nota global de 87) y la de 'plata', para Granada (85).

León es la otra ciudad de la región citada en el estudio de la OCU. Obtiene una nota de 83 sobre 100. Los viajeros destacan ante todo su oferta gEl 90%astronómica.

Ve y cuéntalo

Otro informe, en este caso de la Junta de Castilla y León, corrobora que la Comunidad mantiene su buena imagen turística. Quizá no podamos aspirar a un turismo de masas como las zonas de costa o las grandes capitales europeas, pero sí a conservar lo que ya hemos alcanzado y mejorar poco a poco.

El director general de Turismo de la Junta, Javier Ramírez, presentó el viernes el informe sobre las Características de la Demanda Turística regional. Ramírez explicó que los visitantes «se van contentos» de Castilla y León y además «vuelven y lo cuentan», según se desprende del mencionado informe, en el que los visitantes le dan un notable alto, 7,8 puntos sobre 10 en la valoración general, presentan un elevado grado de satisfacción con su visita a la región y en 9 de cada diez casos, recomendarán Castilla y León a familiares y amigos.

15.000 programas de mano para vecinos y visitantes

La Oficina de Turismo es el primer destino del viajero que se precie. Hay que dejarse asesorar y orientarse. Estos días, además de mapas, los objetos más demandados en la citada oficina son los programas de mano de la Semana Santa de Salamanca 2019. Con textos de la periodista Eva Cañas y maquetación y fotografías de Miriam Labrador, el programa recoge en 68 páginas, la información, horarios y recorridos de todas procesiones y también completa información sobre la ciudad, con doce páginas que señalan los principales espacios patrimoniales, museos y rincones emblemáticos. Las más destacadas propuestas turísticas de la ciudad se intercalan también entre las páginas de la guía.

El Consistorio ha editado 15.000 guías, que comenzaron a repartirse la semana pasada. Ya que la Pasión, sus pasos y sus escenarios son la excusa para venir a la ciudad, el programa de mano se presenta como un buen complemento para estos días.

Javier Ramírez añadió que la alta puntuación registrada en el grado de satisfacción, la intención de regresar y recomendar Castilla y León como destino son las claves que marcan «la estrategia» de la Junta para seguir «impulsando el crecimiento del turismo en Castilla y León». Ramírez, a modo de resumen, argumentó que el turista tipo de Castilla y León sería una mujer, entre los 25 y 44 años, que tiene estudios universitarios y trabaja por cuenta ajena, que viaja en su propio coche y motivada por la oferta cultural y patrimonial.

Casi un 55% de los visitantes que eligen Castilla y León tienen estudios universitarios, lo que supone «un dato favorable» en la estrategia de la Junta de apostar por «la calidad» y un perfil que «genere gasto turístico» y que se sienta atraído por la oferta patrimonial y monumental para ser un «destino cultural a nivel nacional e internacional».

En cuanto a la procedencia, de los 8,4 millones, 6,5 fueron españoles y 1,9 extranjeros; y de los nacionales el 27,7% procedían de la Comunidad de Madrid, el 14,4% de Castilla y León y algo más del 8% de Andalucía, seguidos de Cataluña, País Vasco y Galicia; mientras que Baleares, Ceuta y Melilla son las provincias que menos visitantes aportan del país. Estas conclusiones de la Junta coinciden casi punto por punto con las estimaciones facilitadas por los hosteleros de la capital salmantina.

Otro dato interesante. El 73% de los turistas vienen en su propio coche y lo hacen por tres motivos fundamentales: realizar un recorrido de turismo, en el 35,2%; motivo vacacional, el 24,4%, y salidas de fin de semana, en 16,9%. Según Ramírez, son unos buenos datos para conseguir incrementar las estancias turísticas. Además, como actividades, les gusta visitar monumentos, conocer la historia y el arte, la gastronomía, visitar ciudades y los paisajes y la naturaleza.

En el caso de los viajeros internacionales, los franceses se situaron a la cabeza aportando cerca del 18%, Reino Unido el 12% y Portugal y Alemania algo más del 9% cada una, seguidos de los turistas del Benelux y Estados Unidos, con en torno a un 7%. En cuanto al impacto económico del turismo en la Comunidad, ascendió a 2.000 millones en 2018

El director general de Turismo también destacó que este informe refleja que se está consiguiendo el objetivo transversal de todas las políticas de la Junta en «el impacto en términos de empleo», con un crecimiento, a nivel regional del 110% de los puestos vinculados al turismo de la Comunidad. Finalmente, y en cuanto a las estimaciones para Semana Santa, el director general de Turismo reiteró que para la región son «muy positivas».

El presidente del gremio hotelero salmantino también es optimista, pero insiste en que la clave ahora es el buen tiempo. «Si la meteorología aguanta, hablamos de buenas fechas para restauración, terrazas, ocio... Se presentan días emocionantes», concluye Alain Saldaña.