El hospital lidera en Castilla y León el número de trasplantes de riñón

Uno de los quirófanos del Complejo Asistencial de Salamanca. /LAYA
Uno de los quirófanos del Complejo Asistencial de Salamanca. / LAYA

En el segundo trimestre se han realizado el mismo número de implantes que en todo el primer semestre de 2017

EVA CAÑAS / WORDSALAMANCA

En tan solo un trimestre (de abril a junio de 2018), en el ComplejoAsistencial de Salamanca se han realizado el mismo número de trasplantes renales que en todo el semestre del año anterior, con 25 (un 72% más). Según los últimos datos publicados por el Sacyl, en los dos primeros trimestres del año han efectuado un total de 43, repartidos en 18 entre enero y marzo, y 25 en el segundo periodo (de abril a junio). Esto sitúa al hospital a la cabeza con el mayor número de implantes de riñón, ya que en el otro centro autorizado para ello en Castilla y León, el Clínico de Valladolid, se han contabilizado un total de 39.

Cabe destacar no solo que sea la mayor cifra regional sino el importante incremento respecto a 2017, ya que en doce meses fueron 54 y en 2018, en tan solo seis meses ya van 43. De los 25 realizados en el hospital salmantino este segundo trimestre, dos corresponden a trasplantes combinados de páncreas-riñón (es el único centro autorizado para ello) y siete a trasplantes renales de donante vivo.

Según analiza el coordinador de Trasplantes del Complejo Asistencial de Salamanca, Álvaro García Miguel, «parece haber una tendencia ascendente en el número de trasplantes renales que provienen de donante vivo», ya que en los dos primeros trimestres de 2018, «se han realizado ocho de este tipo en nuestra Comunidad».

Este responsable cree que aunque este aumento de actividad debe confirmarse con el paso del tiempo, «podría estar relacionado con una mayor implicación de los profesionales sanitarios en esta modalidad de trasplante y la consolidación con el paso de los años del programa de trasplante de riñón de donante vivo del Hospital de Salamanca», subraya.

Del programa de trasplantes de páncreas-riñón, en el primer semestre se han acumulado ya un total de seis, cuatro entre enero y marzo, y dos en el segundo trimestre. Este doble trasplante se realiza en Salamanca desde el año 2009 y desde esa fecha ya se han efectuado 69.

Otro dato significativo de este balance de Sacyl es el número de donantes de órganos, que en Salamanca fue de siete en el segundo trimestre del año y un total de 17 desde enero, que lo sitúan junto al Complejo Asistencial de Burgos en la mayor cifra de la Comunidad. El número de donantes se ha incrementado en Castilla y León un 35,7% respecto al mismo periodo del año anterior. El doctor García Miguel resalta este aumento muy significativo en el número de donantes en la Comunidad en los dos primeros trimestres de 2018, respecto al mismo periodo de años anteriores. «Consecuentemente, también aumenta el número de órganos generados para trasplante, y según los datos de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Castilla y León ha sido la Comunidad que más ha crecido en número de donantes en los primeros meses del año 2018.

Este coordinador de trasplantes argumenta que a pesar de que el aumento en el número de donantes en estos dos primeros trimestres es sin duda muy llamativo, «me parece un periodo de tiempo muy corto para establecer ninguna conclusión». Porque aclara que la actividad de donación y trasplantes no es nada previsible «y hay una variabilidad relevante mes a mes y año a año». Álvaro García Miguel añade que puede ser que, en los dos últimos trimestres de 2018 o en los próximos años, «esta tendencia ascendente no se consolide».

Para el coordinador, estos datos pueden deberse a varias razones relativas al ámbito sanitario que podrían estar implicadas. «Una de ellas sería el aumento de la actividad de donación en asistolia, una forma de donación que, en los últimos años, ha estado menos desarrollada en Castilla y León que en otras Comunidades», concreta, y el aumento de este tipo se debe tanto al inicio del programa en hospitales que previamente no realizaban esta actividad (como los Hospitales de Salamanca o León), como a la consolidación y el desarrollo de los programas que ya existían previamente (los de Burgos y el Río Hortega de Valladolid). En los dos primeros trimestres del año 2018 se han contabilizado ya dos donantes en asistolia en Salamanca, el primero de ellos tuvo lugar el pasado 24 de marzo.

García Miguel apunta que en los datos aportados por Sacyl, no se especifican cuántos de los 81 donantes que ha habido en los dos primeros trimestres en la región son donantes en asistolia y cuántos en muerte encefálica. «La magnitud del aumento en el número de donantes probablemente no se pueda explicar solo por la donación en asistolia, lo que sugiere que también ha aumentado el número de donantes en muerte encefálica», añade. Y entre las causas posibles de este aumento estaría una mayor colaboración que existe entre los Servicios de Urgencias, Unidades de Críticos y plantas de Hospitalización «en cuanto a la detección de potenciales donantes y la consideración de la posibilidad de donación de órganos como parte de los cuidados al final de la vida», sentencia. Además, insiste en que el pilar fundamental que sustenta los buenos números «es la solidaridad de los donantes y sus familiares, que deciden ayudar a otras personas en los momentos más difíciles».

 

Fotos

Vídeos