La Hermandad Franciscana reza por la paz el Sábado de Pasión

Arriba, el hermano mayor, José Manuel Ferreira Cunquero, junto al Cristo de la Humildad, que lleva sobre sus pies unas reliquias. /Antoraz
Arriba, el hermano mayor, José Manuel Ferreira Cunquero, junto al Cristo de la Humildad, que lleva sobre sus pies unas reliquias. / Antoraz

El Cristo de la Humildad recorrerá a partir de las 22:00 horas el barrio Antiguo sobre los hombros de ocho hermanos

EVA CAÑAS / WORDSalamanca

Una de las novedades de esta Semana Santa de 2018 es la salida en procesión de la Hermandad Franciscana, el Sábado de Pasión. La simbología define su vínculo a Tierra Santa. Por un lado, el hábito de corte franciscano, inspirado en los cuadros de Zurbarán, y como un nexo de unión mayor, las reliquias que reposan en el interior de la Cruz de madera del Cristo de la Humildad (tallado por Fernando Mayoral), y que son piedras del Santo Sepulcro y otra del Calvario, que como destaca el hermano mayor de la Franciscana, José Manuel Ferreira Cunquero, «nos las entregó el custodio en Tierra Santa el año pasado, están autentificadas con lacres que tienen, y tenemos los títulos donde dicen que son auténticas».

Las reliquias están bajo los pies de la imagen y simbolizan que un grupo de cristianos de una zona de España (en este caso Salamanca), «nos hemos vinculado a Tierra Santa».Y el gesto no queda en eso. A la hora fijada para la salida en procesión, las 22:00 horas, no solo comenzaron a salir hermanos con su hábito franciscano desde la iglesia de San Martín, sino que también será el inicio de una Oración por la Paz en cerca de cien conventos franciscanos de clausura de toda España, entre ellos, todos los de Salamanca. Según destaca Ferreira Cunquero, «están representadas todas y cada una de las Comunidades, y nosotros en la calle iremos rezando».

Esa Oración por la Paz va más allá, porque como añade este hermano mayor, «sobre todo es por la gente que es perseguida en el mundo por sus creencias, no solo los cristianos, también otras personas que son perseguidas por creer en otras cosas, para cualquier persona al que le roben el derecho de libertad a pensar, a ser, o a opinar...». Para este responsable de la hermandad, lo más hermoso de esa noche de Sábado de Pasión es que van a estar unidos con todos los que rezan en ese momento, entre ellos, con los del Memorial San Pablo de Damasco, «que es donde está enterrado Fray Romualdo Fernández Ferreira, el germen de esta hermandad».

José Manuel Ferreira insiste en que con esa oración y durante toda la marcha penitencial, que discurrirá por las calles del barrio Antiguo, «estarán presentes todos los hombres que sufren persecución en el mundo por sus creencias y de forma especial se recordará a los cristianos de Tierra Santa, Siria e Irak».

En cuanto al Cristo de la Humildad, de Fernando Mayoral, que portarán ocho hermanos sobre sus hombros, para el hermano mayor es la pieza más importante, «porque representa la humildad de Cristo en el momento que acaba de ser clavado en la Cruz, está entregando su vida por los demás, ya no hay escapatoria ninguna», relata. Se trata de los últimos instantes, «pero está con vida y es consciente de lo que está pasando y como hombre hay que imaginar ese momento».

Para José Manuel Ferreira Cunquero, simboliza el gesto de humildad y por eso la hermandad pensó en un Cristo vivo, «y luego teníamos en mente a Mayoral desde el principio, por una razón fundamental, es el escultor más importante que tenemos en Salamanca, con sus cuatro escudos en la Plaza Mayor, las esculturas más importantes del pasado siglo que se han colocado en la ciudad, y no tenía nada en la Semana Santa».

Respecto a la procesión, desde la hermandad considera que la gente en la calle verá una procesión «muy austera y de pobreza absoluta, porque no hay ningún signo ni ornamento perecedero innecesario, no hay nada». La previsión es que salgan a la calle unos 50 hermanos, la mayor parte de fila, que portaran cirios, con el único acompañamiento de dos tambores que marcarán el paso de los hermanos de carga.

La hermandad realizará un acto de oración en el Patio Chico, en el que intervendrá el coro de cámara del Casino de Salamanca, aunque la idea inicial es que de cara al próximo año sean integrantes de la propia hermandad los que formen un coro.

 

Fotos

Vídeos