Una herida en un incendio en la calle Imperial de Salamanca que obligó a desalojar a 16 vecinos

Imagen de los enseres de la vivienda en la que se produjo el fuego./MARÍA SERNA
Imagen de los enseres de la vivienda en la que se produjo el fuego. / MARÍA SERNA

Tras ventilar el edificio, horas después se permitió a los vecinos desalojados a que volvieran a sus casas

REDACCIÓN / WORDSalamanca

El fuego registrado esta madrugada en un piso de la calle Imperial de Salamanca ha causado quemaduras a una mujer, que residía en la vivienda y que estaba inconsciente al ser rescatada, y ha obligado a desalojar a los dieciséis vecinos del edificio.

Según ha explicado el Ayuntamiento de Salamanca en una nota de prensa, la mujer, de 59 años, ha sido rescatada por agentes de la Policía Nacional y Local con quemaduras en la cara y las manos, y se encontraba inconsciente.

El fuego, que podría haberse propagado desde un brasero situado bajo una mesa camilla, ha destruido totalmente la vivienda, situada en la planta baja del edifico ubicado en el número 25 de la calle Imperial.

Algunos vecinos lograron abandonar por sí mismos el inmueble, que poco después fue completamente desalojado por la Policía Local y los bomberos de Salamanca. Algunos vecinos relataron que el fuego se había iniciado sobre las dos de la mañana y que aún había algunos despiertos vinedo la televisión, que fueron los que se percaron de que se veían llamas en la vivienda de la mujer herida y avisaron a los servicios de emergencia.

En total, dieciséis personas, todas ellas vecinas del edificio, han sido asistidas de intoxicaciones leves a causa de la inhalación de humos por los servicios sanitarios de emergencia que se desplazaron al lugar, sin que se necesitara su traslado a centros hospitalarios.

Al llegar al lugar del incendio los efectivos policiales y del cuerpo de Bomberos tuvieron que derribar la puerta, ya que desde la planta baja, el fuego propagó una humareda densa por los pasillos y la caja de escaleras del edificio, donde encontraron a la mujer inconsciente y con quemaduras.

Tras ventilar el edificio, horas después se permitió a los vecinos desalojados a que volvieran a sus casas.