Fútbol - Segunda B

Un Guijuelo sufridor logra la ansiada victoria contra el filial del Celta

Los jugadores del Guijuelo se abrazan tras la consecuión del gol que les dio la victoria./CD GUIJUELO
Los jugadores del Guijuelo se abrazan tras la consecuión del gol que les dio la victoria. / CD GUIJUELO

Un gol de Carmona en la primera fase del partido da los tres puntos a los chacineros en un partido muy bronco

OPTAGUIJUELO

El Club Deportivo Guijuelo consiguió este domingo su ansiada victoria, que llegó por la mínima ante un equipo igual de necesitado, el Celta B. Carmona fue el autor del único gol de un partido muy brusco con constantes trifulcas entre los jugadores, en el que se vieron ocho tarjetas amarillas y dos expulsados entre el cuerpo técnico del Guijuelo.

El partido comenzó con los dos equipos muy centrados, pero cautos. El Celta B tuvo mejor arranque, y en los primeros minutos demostró un poco más de habilidad para conducir el balón hasta el área de Felipe. Especialmente a balón parado. Pero los de casa estuvieron acertados a la hora de cuidarse en defensa.

La respuesta por parte de los locales fue mucho más contundente. Tras una falta en la falta en la frontal, el Guijuelo se lanzó al ataque. Jonathan Martín mandó un balón a Borrego en la frontal y se arriesgó con un tiro raso que terminó chocando contra el poste de la portería de Iván. El rechace fue para Raúl Ruiz, quien la colgó al segundo palo donde estaba muy bien colocado Pepe Carmona. Remate de cabeza, que Iván llegó a tocar, pero que terminó entrando en la portería. Buen gol en jugada colectiva que sirve para mejorar la confianza de todo el bloque chacinero en el momento más apropiado.

El resto de la primera parte fue más tranquilo en cuanto a fútbol, pero muy tenso en cuanto a comportamiento de los jugadores, puesto que cada rechace, corte y robo de balón acababa con un jugador en el suelo. La tensión iba creciendo y el árbitro comenzó a solucionar los problemas a golpe de tarjeta. Tres jugadores del Celta B vieron la cartulina amarilla en la primera mitad, además de Jesús para los locales.

Tras el descanso, el Guijuelo se centró en defensa y el Celta aprovechó para intentar conseguir el empate. Fueron los minutos más peligrosos para el celta, que a punto estuvo de lograr su objetivo. Primero fue Iban, que con un disparo a media distancia se quedó a dos palmos del larguero verdiblanco. Un poco más tarde lo intentó Vega, con un disparo con efecto que se encontró con la manopla del siempre eficiente Felipe.

Por su parte, el árbitro terminó expulsando a dos miembros del cuerpo técnico del Guijuelo, al utillero y al delegado, por discusiones con jugadores del Celta B en la banda. A esto se sumaron otras cuatro tarjetas amarillas para jugadores del equipo local, que cortaban el juego visitante de manera expeditiva. Todas estas faltas e interrupciones terminaron por afear un partido que podría haber dado mucho más de sí en lo futbolístico. Sin embargo, el tiempo terminó avanzando a favor del Guijuelo y el gol de Carmona fue suficiente para dejar los tres puntos en casa. El Guijuelo recupera algo de color, vuelve a ganar en casa y es décimo en la tabla consiguiendo alejarse de la zona peligrosa de descenso.