Pretemporada / Segunda B

El Guijuelo se lleva el XXV Trofeo Ciudad de Ávila tras una veintena de penaltis

El capitán del Guijuelo, con el trofeo de campeón./Real Ávila CF
El capitán del Guijuelo, con el trofeo de campeón. / Real Ávila CF

Los chacineros remontaron el gol inicial del Ávila pero no pudieron evitar el empate cuando solo quedaban cinco minutos para el final

OPTAÁvila

Triunfo del CD Guijuelo en el Estadio Adolfo Suárez en la conmemoración del vigésimo quinto trofeo de la Ciudad de Ávila. En un partido muy disputado, fueron los jugadores del conjunto guijuelense quienes se hicieron con la victoria tras una tanda de penaltis que fue testigo de hasta 20 lanzamientos. Los goles de Fuster y Gavilán remontaron el tanto inicial de Diego, pero Juli empató para el conjunto de Ávila a escasos minutos del final. Felipe Ramos anotó el penalti decisivo.

Comenzaban las cosas muy de cara para el conjunto local después de que Diego Ortiz adelantara al Real Ávila escasos 10 minutos tras el pitido inicial del choque. El Guijuelo parecía no entrar al terreno de juego y escasos minutos después a punto estuvo el propio Diego de aumentar de nuevo la diferencia en el marcador.

Sin embargo, a partir de ahí, los jugadores de Ángel Sánchez comenzaron a verse mejor ordenados, aguantando la presión del Ávila y pudiendo elaborar más el juego. Los acercamientos eran más constantes, pero sin suponer demasiado peligro ante la meta de Johan. El resultado no volvió a moverse antes del descanso, y el colegiado señaló el camino a los vestuarios.

El CD Guijuelo se armó en los vestuarios de moral y ganas, saliendo mucho más enchufados y logrando el tanto del empate escasos minutos tras el saque, obra de Fuster. El Ávila supo reaccionar, pero el equilibrio se hacía cada vez más y más notable sobre el terreno de juego. Las ocasiones claras apenas llegaban y el tiempo corría en contra de ambos equipos de cara a un horizonte donde se vislumbraba un lanzamiento de penaltis que terminaría por llegar.

Fue entonces cuando, en el minuto 75, llegó la euforia para el conjunto guijuelense. Gavilán consiguió encontrar el tanto de la remontada. A pesar de eso, el equipo abulense no se echó atrás y logró devolver la igualada en el marcador a falta de cinco minutos para alcanzar el 90, obra de Juli.

Así se llegó al final y el colegiado indicó que el partido vería al vencedor en una tanda de penaltis que se alargó mucho más de lo esperado con un total de 20 lanzamientos con un resultado global de 6-7 para el CD Guijuelo. Fue Felipe Ramos el encargado de anotar el penalti decisivo que permitió al conjunto guijuelense llevarse el trofeo de la Ciudad de Ávila a casa.