La Guardia Civil de Salamanca interviene 121 armas de fuego y detiene a una persona en la operación 'Abraxa'

Armas incautadas. / El Norte

El arrestado llevaba a cabo una intensa actividad de compraventa en todo el territorio nacional

El Norte
EL NORTEValladolid

121 armas de fuego intervenidas y un detenido es el balance de la Operación 'Abraxa' llevada a cabo por los Guardia Civiles del Grupo de Información de la Comandancia de Salamanca. Todo comenzó en 2014, cuando los agentes detectaron como un residente en la Comarca de Béjar (Salamanca) llevaba a cabo numerosas operaciones de compraventa de armas y municiones, por lo que abrieron la operación. Esta investigación se enmarca en «la creciente demanda de armas de fuego, sus piezas y municiones y su tráfico ilegal, lo que ha despertado una preocupación en las instituciones internacionales y especialmente en el marco de de la Unión europea», según explican fuentes de la Guardia Civil. Así se creó creó un Plan Integral contra las armas de fuego (PICAF).

Los agentes responsables de la investigación se encontraron con un caso de gran complejidad, ya que el citado hombre empleaba un total de siete apodos en sus contactos, los cuales no solo le llevaban a diversas ubicaciones del territorio nacional, sino que incluso realizaba transacciones internacionales y con individuos del ámbito del tráfico de armas, como es el caso de la compra de un fusil de asalto AK-47.

Su actividad no se basaba únicamente en la compraventa de armas (inutilizadas o aptas para su uso) sino que realizaba la compraventa de munición e incluso, la venta de munición que el mismo recargaba.

Obtenidos los indicios suficientes, el pasado 18 de marzo se llevó a cabo la ejecución de la operación, realizando dos entradas y registros en viviendas de la Comarca de Béjar (Salamanca), donde se pudieron incautar 17 armas de fuego largas, activas y legalizadas, 37 armas de fuego largas, inutilizadas y legalizadas, 30 armas de fuego largas ilegales (9 de estas aptas para hacer fuego, dos de ellas Cetme modelo C), 20 armas de fuego cortas, activas e ilegales, 17 armas de aire comprimido y detonadoras, 40 bayonetas y machetes, 1.000 cartuchos metálicos, además de material y herramientas para la recarga de cartuchería.

Operación 'Abraxa'. / El Norte

Dentro de las armas detonadoras, cabe destacar que se descubrió un revólver que estaba siendo modificado en su tambor y cañón con el fin de hacerlo apto para el disparo de proyectiles.

Por todo ello se procedió a la detención del responsable de los hechos, un varón de 43 años de edad y residente en la comarca de Béjar (Salamanca), como supuesto autor de los delitos de tenencia y depósito ilegal de armas. El detenido fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia de Bejar el 20 de marzo.

«Con la presente actuación, se ha impedido que el elevado número de armas incautadas, llegaran al mercado negro, con las consecuencias imprevisibles y graves que ello puede traer consigo para la seguridad ciudadana, si las mismas hubieran llegado a manos de delincuentes o terroristas» señala la Guardia Civil como balance de la operación.

App Alertcops

«La presente investigación muestra como el Servicio de Información de la Guardia Civil viene realizando un constante esfuerzo para detectar y neutralizar los nuevos procedimientos y canales de distribución ilegal de armas de fuego que van apareciendo; tal y como evidencia que en los últimos cinco años se hallan explotado más de 28 operaciones contra redes de tráfico de armas con el resultado de 295 personas detenidas, más de 3.050 armas de fuego incautadas (muchas de ellas de guerra) y 334.300 cartuchos metálicos intervenidos», explica la Guardia Civil.

Además, los agentes recomiendan «a la ciudadanía, la descarga de la APP ALERTCOPS, para ponerse en contacto en caso de emergencia con los Centros Operativos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad Del Estado. La app permite recibir en el móvil mensajes de aviso, cuando el mismo se encuentre en una zona afectada por incidencias», finalizan.