La Guardia Civil se incauta de 1.335 kilos de hachís por valor de dos millones de euros

Encarnación Pérez, Virginia Barcones y Jorge Montero posan ante la droga decomisada. /MARÍA SERNA
Encarnación Pérez, Virginia Barcones y Jorge Montero posan ante la droga decomisada. / MARÍA SERNA

La delegada del Gobierno explica que es «uno de los mayores decomisos que se recuerdan en Castilla y León»

D.B.P. / WORDSALAMANCA

La Guardia Civil de Salamanca se ha incautado de uno de los mayores alijos de hachís que se recuerdan en la provincia. Los agentes salmantinos interceptaron durante la madrugada del martes a un conductor de 31 años que llevaba 1.335 kilos de hachís en su camión, ocultos entre cajas de naranjas. El vehículo circulaba por la Vía de la Plata (A-66). Semejante cantidad de droga tiene un valor de unos dos millones de euros.

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, reveló ayer las características de esta operación contra el tráfico de drogas, acompañada por la subdelegada del Gobierno en Salamanca, Encarnación Pérez, y el teniente coronel de la Guardia Civil en Salamanca, Jorge Montero.

La operación Portokall es «uno de los mayores decomisos que se recuerdan en Castilla y León», en palabras de la delegada. Barcones añadió que en Castilla y León «estamos siendo muy eficientes contra el narcotráfico».

«Algo no cuadra»

El teniente coronel aportó algunos detalles sobre cómo se desarrolló la operación.

El hallazgo fue fruto «de un control rutinario en vías de comunicación de la provincia». La Guardia Civil tiene un «un plan especifico de control de hachís» que llega a España desde Marruecos y que 'viaja' al norte de Europa a través de las carreteras españolas. «La Vía de la Plata es una de las vías donde hacemos controles regularmente para prevenir. Es una ruta alternativa», ya que lo habitual es que elijan la Nacional IV o la ruta del Mediterráneo, pero también hay que vigilarla. «Es la menos usada, pero hay que buscar los vehículos y hacer controles».

En este tipo de controles trabajan agentes de varias especialidades, como Tráfico, Fiscal, Seguridad Ciudadana o Cinológica. Los agentes detuvieron al camión en las «inmediaciones de la capital», comprobaron su carga y «fruto del trabajo conjunto» y de «un plus de iniciativa» no se conformaron con las cajas de naranjas que hallaron sino que indagaron un poco más y pidieron la intervención de los perros de búsqueda, que detectaron la droga. «Tras la primera barrera de cajas de naranjas, dentro de las cajas y ocultos por las naranjas, encontraron tabletas de hachís». La cantidad «es más importante de lo que podíamos esperar». En estos casos cuenta «la intuición de los guardias, porque algo no les cuadra mucho» y la ayuda de los perros «que marcan que puede haber drogas y no suelen equivocarse».

Los agentes hallaron la droga oculta en un camión lleno de naranjas

El teniente coronel explicó que la droga pasa el Estrecho y se carga en vehículos ya en territorio español. El destino de este cargamento era el Reino Unido. El volumen de droga y el despliegue efectuado para transportarlo indica que «hace falta una organización para financiar el viaje. El camión, la carga... hay una infraestructura detrás, una organización», comentó. La Guardia Civil está «en la fase previa de la investigación». El teniente coronel no especificó el lugar en el que se cargó la sustancia dado que las pesquisas aún están en marcha.

El conductor, un español de 31 años, fue detenido, pero la conclusión de los investigadores es que «no implicado en este hecho. Fue contratado para este porte. Se le tomó declaración y aportó datos». Fue acusado como supuesto autor de un delito de tráfico de sustancias estupefacientes pero no creen que tenga «ninguna responsabilidad», aunque «la investigación continua y tardará algún tiempo» en darse por concluida.

La Guardia Civil afirma que «hay una infraestructura detrás» del envío

En cuanto a las naranjas, fueron entregadas durante la mañana del martes a dos organizaciones no gubernamentales. El teniente coronel comentó que en este tipo de intervenciones intentan que los productos perecederos no se echen a perder antes del juicio.

Felicitaciones

La delegada del Gobierno felicitó ayer a la Guardia Civil. «Han demostrado su eficacia y profesionalidad».

«Llevamos un par de operaciones muy importantes en Castilla y León», añadió. Además de la incautación de esta semana en Salamanca, Barcones recordó la operación contra el 'speed' en Burgos el año pasado, que permitió intervenir más cantidad de esta droga de una sola vez que en todo el año. La delegada del Gobierno alabó la dedicación de las Fuerzas de Seguridad del Estado y su labor. «Hay que estar a esas horas haciendo controles y no conformase con abrir» el camión. «Hay que poner en valor» el trabajo de los agentes.

El hachís entró a España desde Marruecos y su destino era Reino Unido

Salamanca «es una provincia tranquila y segura gracias al buen hacer de la Guardia Civil. Las cifras indican que la delincuencia está en 30,5 infracciones por 1.000 habitantes», por debajo de la media española de 45,1 infracciones. Y se ha logrado «pese a la disminución de plantillas desde 2011». La Guardia Civil ha perdido el 6,5% de sus efectivos en Salamanca y el Gobierno está «comprometido» a recuperalos.