El Gobierno considera «prioritaria» la vigilancia de la estación de autobuses

Imagen captada este verano en la estación de autobuses./LAYA
Imagen captada este verano en la estación de autobuses. / LAYA

Recalca que el nivel 4 de la alerta antiterrorista obliga a la Policía a realizar un seguimiento «constante e intenso» de esta infraestructura

RICARDO RÁBADE / WORDSALAMANCA

Los ecos de las constantes quejas ciudadanas sobre la falta de seguridad y la presencia de mendigos que deambulan en la estación de autobuses de la capital se han podido escuchar en el Congreso de los Diputados, debido a la pregunta parlamentaria que formuló el diputado salmantino del PSOE, David Serrada, el pasado 8 de mayo al entonces Ejecutivo del PP y que finalmente ha sido contestada por el Gobierno socialista de Pedro Sánchez en el hemiciclo de la Carrera de San Jerónimo.

En su respuesta, el Gobierno no duda en proclamar que la labor de vigilancia que presta la Policía Nacional en la terminal de autobuses «puede calificarse de intensa y prácticamente constante en el tiempo».

Entre las causas que explican esta permanente custodia policial se encuentra, tal como se especifica en la contestación parlamentaria, «el nivel 4 de alerta antiterrorista en su grado de alta intensidad», que impone unas directrices de seguridad con respecto a las infraestructuras esenciales para la sociedad, como es el caso de las estaciones de autobuses, «concretándose en una mayor presencia activa en la vigilancia y control tanto de sus usuarios como de sus instalaciones». Así ocurre en la infraestructura salmantina, tal y como se concreta en el Plan de Prevención y Protección Antiterrorista de la Comisaría Provincial de Salamanca, donde de manera específica «se señala a la estación de autobuses como infraestructura prioritaria, por lo que ha de ser objeto de especial protección».

El Gobierno también se refiere al trabajo coordinado que vienen desplegando los agentes de la Policía Nacional y de la Policía Local, que se lleva a cabo de «forma cotidiana y generalizada para todos los servicios». Además, también hay presencia física de personal de seguridad privada, estando operativo también un sistema de seguridad electrónico con diez cámaras de captación de imágenes y con un almacenamiento de dichas imágenes por un periodo máximo de 30 días. «Todo ello –concluye el Gobierno– sin perjuicio de los servicios de prevención efectuados por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado de forma ininterrumpida durante las 24 horas de los 365 días del año».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos