La gestión directa de la limpieza viaria ahorraría hasta un 10% de gastos

Domingo Benito y Manuel Choya, ayer en rueda de prensa. /S.G.
Domingo Benito y Manuel Choya, ayer en rueda de prensa. / S.G.
CIUDAD RODRIGO

El Ayuntamiento quiere abrir el debate tras haber realizado los estudios previos de un contrato que termina en marzo del próximo año

S.G.CIUDAD RODRIGO

«No creemos que todos los contratos se puedan gestionar de manera pública ni privada, debe ser una decisión ponderada». Esas palabras las firma el concejal de Medio Ambiente de Ciudad Rodrigo, Domingo Benito, que ha abierto el camino para que se produzca un debate sobre la gestión de la limpieza viaria.

El actual contrato termina en marzo del año que viene, tras 10 años, y desde el Consistorio se han puesto manos a la obra para ver qué modelo puede ser más interesante y no solo atendiendo a criterios económicos. Es verdad que el Ayuntamiento se gasta anualmente 461.675 euros en esta partida y que si asumiera el servicio de manera directa tal y como está planteado actualmente, se podría ahorrar hasta un 10%.

Domingo Benito fue muy reticente a dar este dato pues el ahorro no tiene que ser tal si, por ejemplo, se incluyeran las pedanías que ahora mismo no lo están o si se decidiera ampliar el personal, en la actualidad, 13 personas. Precisamente, el personal es la parte principal de ese contrato y sería asumido por el Ayuntamiento, aunque en ningún caso como funcionarios, habría que ver la fórmula concreta.

«Llevamos meses estudiando las posibilidades, es una decisión que necesita tiempo y no se puede tomar de manera precipitada», insistió Benito, al tiempo que pidió «apertura de miras y no descartar ningún modelo de gestión» pues también se podría optar por alguno intermedio, como una empresa pública.

En virtud del contrato, la maquinaria actual también pasaría a ser de propiedad municipal aunque no se descartan inversiones en ese sentido de salir adelante esa remunicipalización del servicio.

Benito concluyó que además de la parte económica se ha valorado la «capacidad» del Ayuntamiento para «controlar el servicio o la planificación de las inversiones».

Esta gestión directa forma parte del acuerdo político del tripartito y «la obligación política es la de buscar la gestión más eficaz», concluyó el edil.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos