La genialidad inmortal de Venancio Blanco

Nuria Urbano, Pablo González, Mar Sancho yAntonio Méndez Pozo presentan la expsición./ICAL
Nuria Urbano, Pablo González, Mar Sancho yAntonio Méndez Pozo presentan la expsición. / ICAL

Un total de 29 piezas del imaginario plástico del artista salmantino se mostrarán por primera vez de forma aislada en la Catedral de Burgos

ICALBURGOS

Un total de 29 piezas «muy elegidas» del imaginario plástico del desaparecido artista salmantino Venancio Blanco se mostrarán por primera vez de forma aislada en la Catedral de Burgos. La seo burgalesa acogerá la exposición 'Et Incarnatus Est. Venancio Blanco. Obra religiosa', la primera centrada en la Pasión de Cristo, que abrirá sus puertas el próximo lunes, 22 de julio, hasta el 27 de octubre.

El lugar elegido será la sala Valentín Palencia de la Catedral y se enmarca dentro de los actos organizados por la Fundación VIII Centenario de la Catedral. Burgos 2021, la Fundación Venancio Blanco, la Fundación Siglo para el Turismo y las Artes de Castilla y León y la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta.

En la presentación estuvieron presentes la comisaria de la exposición y directora de la Fundación Venancio Blanco, Nuria Urbano; la directora general de Políticas Culturales en funciones, Mar Sancho; el vicepresidente de la Fundación VIII Centenario de la Catedral. Burgos 2021, Antonio Méndez Pozo; así como el presidente del Cabildo Metropolitano, Pablo González.

En este sentido, Nuria Urbano desveló que se trata de un proyecto que se empezó a fraguar, incluso, «en vida» del propio Venancio Blanco, pero que «no se pudo hacer por problemas museísticos». «Hoy en día es una realidad y me emociona mucho», exclamó. Así, explicó que se ha hecho una selección de 29 piezas «muy elegidas», entre esculturas y dibujos. Son, dijo, «de las más importantes que alberga el imaginario plástico religioso de Venancio», resaltó.

Iconografía

Entre esta selección citó algunas de las obras del artista que versan sobre la iconografía de la Pasión. Entre ellas, destacó 'Nazareno', la única escultura de chapa de hierro fundido de Blanco, que fue premiada en Salzburgo en 1964; la primera versión del 'Cristo que vuelve a la vida', del que relató que «tiene una gran importancia en cuanto a que Venancio, entre sus amigos, la calificaba de 'su Cristo a ratitos' porque estaba inacabado y quería que fuera una pieza que siempre le acompañara».

Asimismo, destacó otras obras como una Anunciación de 1961, que es una de sus primeras funciones; la 'Anunciación de la Piedad' (1974) de la que destacó que para el artista «la Piedad es quien anuncia la muerte para resucitar en ese Cristo de madera»; una de las versiones de la talla en madera de 'Cristo que vuelve a la vida'; así como el grupo escultórico 'El Calvario', que el artista realizó para la Fundación Mapfre, y que supera los dos metros de altura y un homenaje a la música barroca.

«En esta exposición se plasma un recorrido muy personal», desveló la comisaria de la muestra y directora de la Fundación Venancio Blanco, Nuria Urbano.

La mayoría de las obras están realizadas en bronce si bien hay algunas piezas en escayola y dibujos en carboncillo y bocetos de las esculturas.