Ganemos y PP se enzarzan por los asesores que tienen los grupos municipales

Los ediles de Ganemos, Gabriel Risco y Virginia Carrera. /WORD
Los ediles de Ganemos, Gabriel Risco y Virginia Carrera. / WORD

Risco y Carrera retratan al equipo de gobierno como «una agencia de colocación para familiares y amigos» y los populares critican «la doble moral» de la formación granate

REDACCIÓN / WORDSALAMANCA

El Ayuntamiento vivió ayer una nueva trifulca, desencadenada por el número de asesores que tienen los grupos municipales. Primero fue Ganemos el que irrumpió ante la opinión pública para proclamar que el PP funciona en el Consistorio como «una agencia de colocación que utiliza los recursos públicos para colocar a sus amigos, familiares y a personas afines», dejando de lado los «criterios técnicos y objetivos» que la Administración debe tener en cuenta en estos procesos y dando mayor importancia al «carné del partido o al Libro de Familia», tal y como denunciaron los concejales de la formación granate, Virginia Carrera y Gabriel Risco, quienes comparecieron ante los medios de comunicación para informar sobre la situación y para defender «los procesos públicos y abiertos», como los llevados a cabo por Ganemos para contratar a su asesora y coordinadora.

En la actualidad, el equipo de Gobierno cuenta con diez personas trabajadoras eventuales, así como con otras seis personas incluidas en la plantilla del funcionariado. El PP «se apropia de estos puestos y los pone a su servicio, utiliza a estos trabajadores y trabajadoras para fines partidistas»» lo que, para Ganemos, «ni es ético ni honesto».

En cuanto a servicios concretos, la agrupación de electores hizo referencia al Gabinete de Alcaldía y a su área de Comunicación, sobre la que insistió en que debería ofrecer sus funciones a toda la corporación para dejar de ser «para uso exclusivo del alcalde». Criticó la fórmula para elegir a los trabajadores de esta área, cuyo director fue «elegido a dedo», sin convocatoria pública de por medio. Asimismo, en Comunicación «desempeñan o han desempeñado su labor esposas de concejales», como la del actual alcalde, antes edil, Carlos García Carbayo, hoy una trabajadora cesada.

El PP rebatió las tesis de Ganemos a través de un comunicado, donde puntualizaron que Ganemos ha convertido «la demagogia y la descalificación a base de mentiras en su regla de oro de su forma de hacer oposición». Nuevamente, Ganemos sacó a relucir «su doble moral» tras criticar y poner en tela de juicio el número de colaboradores del que dispone el equipo de Gobierno.

Los populares recordaron que el número de colaboradores del Gobierno Municipal es el que marca el Reglamento Orgánico del Ayuntamiento, que precisamente se modificó al comienzo de la presente legislatura para que fueran los grupos de la oposición los que pudieran contar con más personal a su servicio.

Como consecuencia de ello, Ganemos, con cuatro concejales en la oposición, sin capacidad de gobierno ni gestión, cuenta con dos colaboradores a su cargo, que le cuestan al año al Ayuntamiento más de 91.000 euros. El PP lamentó que las matemáticas de la agrupación de electores «no sean claras y aparezcan escritas en una pizarra llena de borrones que oculta y esconde al resto de personal vinculado a Ganemos que utiliza la infraestructura municipal y los espacios municipales con beneficio partidista».

 

Fotos

Vídeos