Los funcionarios de prisiones trasladan sus quejas al PSOEy exigen soluciones

Un momento de la reunión en la sede del PSOE./WORD
Un momento de la reunión en la sede del PSOE. / WORD

El diputado socialista David Serrada recoge las reivindicaciones que plantea al Gobierno el sindicato Acaip-UGT

REDACCIÓN / WORD

El diputado del PSOE por Salamanca, se reunió ayer con representantes de Acaip-UGT en la sede socialista de la Cuesta de San Blas.

Serrada manifestó, a través de un comunicado de prensa, que la reunión obedece a la serie de rondas informativas que el PSOE y los parlamentarios socialistas mantienen con entidades, asociaciones, colectivos y sindicatos que tienen un peso en la provincia. El diputado salmantino escuchó y recogió las demandas y las reivindicaciones de los trabajadores en Instituciones Penitenciarias, un colectivo que necesita apoyo, además, de reformas en sus condiciones laborales debido «al maltrato que ha recibido por los sucesivos gobiernos del PP», y que una vez analizadas serán trasladadas al Gobierno, a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, y a la Secretaría de Estado de Seguridad.

El parlamentario socialista recogió las peticiones en materia de mejoras salariales y expuso a los representantes sindicales del colectivo de funcionarios de Instituciones Penitenciarias la intención del Gobierno socialista de mejorar las condiciones sociales de estos trabajadores mediante la reforma de la Ley General de Régimen Penitenciario que es la única Ley Orgánica que lleva sin reformar en el periodo democrático y aprobada en el año 1978 78. También Serrada trasladó la intención del Gobierno de mejorar la carrera profesional de muchos funcionarios en este colectivo que entran con un grupo o un nivel y que por determinadas circunstancias no pueden ejercer o ampliar sus expectativas laborales.

Por su parte, Acaip-UGT consideró que sus peticiones deben de abordarse de manera urgente, como son la mejora salarial basada en la reclasificación de los centros penitenciarios, elaborar un nuevo organigrama que refleje la realidad de las prisiones, confeccionar un estudio de riesgos psicosociales y de enfermedades profesionales, así acometer las modificaciones necesarias para solventar la grave problemática generada por las agresoiones que sufren los trabajadores penitenciarios.