PP y Cs frenan el empeño de Ganemos y PSOE por cesar al jefe de la Policía Local

Salón de plenos del Ayuntamiento durante la sesión de ayer./LAYA
Salón de plenos del Ayuntamiento durante la sesión de ayer. / LAYA

El nuevo reglamento de participación democrática sale adelante pese a las objeciones vecinales

RICARDO RÁBADE / WORD

Cinco mociones aprobadas y dos rechazadas y tensos enfrentamientos dialécticos por la gestión del jefe de la Policía Local, el contrato del servicio del autobús urbano y el nuevo reglamento para la participación democrática auspiciado por el PPresumen el pleno municipal celebrado ayer en el Ayuntamiento de Salamanca y que, previsiblemente, será el último de esta legislatura que está a punto de finalizar, salvo que se convoque un pleno extraordinario antes de la constitución de la nueva corporación local que resulte elegida en los apasionantes comicios municipales del próximo 26 de mayo.

El PSOE secundó finalmente el empeño de Ganemos por solicitar la dimisión del jefe de la Policía Local, José Manuel Fernández, quien según el edil de la agrupación de electores, Gabriel de laMora, se ha visto salpicado por una espiral de escándalos a lo largo de esta legislatura. Fernando Castaño (Ciudadanos) le recriminó a De la Mora que pidiera la dimisión de Fernández, dado que tanto los tribunales como la comisión de investigación que se constituyó para arrojar luz sobre el polémico GrupoSiete de la Policía Local determinaron que Fernández es una«persona inocente», de quien se está dañando la imagen con mociones de estas características.

El candidato socialista a la Alcaldía, José Luis Mateos, consideró que el verdadero responsable político es «el alcalde»y estimó que el cese que se pedía ahora debería haberse solicitado hace unos meses con motivo del presunto robo acaecido en la Oficina de Objetos Perdidos. De hecho, Mateos instó inicialmente a Gabriel de la Mora a que retirase el texto al carecer de sentido esta petición a solo dos semanas de las elecciones del 26-M, dado que al tratarse de un cargo de libre designación, el jefe de la Policía Local podría cambiar si llega un nuevo alcalde. Sin embargo, finalmente y después de que el edil de Ganemos retirase la mayor parte del texto expositivo de la moción, Mateos votó a favor de la misma.

En cambio, el concejal del PP y responsable del área de Policía, Emilio Arroita, reprochó a Ganemos haber presentado una moción «falsa, malintencionada e irrespetuosa». A su juicio, la petición de dimisión sobrepasaba los límites de los comportamientos democráticos. «Es una vergüenza de moción, demuestra una actitud antidemocrática y autoritaria y se está persiguiendo a un funcionario y todo eso es fascismo», proclamóArroita. Finalmente, PPy Cs lograron tumbar la moción.

Pero hubo más momentos de crispación en el pleno municipal de ayer, que se prolongó a lo largo de cuatro horas. Por un lado, Ganemos criticó la aprobación de la compatibilidad de ÁngelFernández Silva, quien figura en el puesto número 13 de la candidatura del PP, para ocupar una plaza de profesor asociado en la Universidad de Salamanca. Gabriel de la Mora saco a colación el parentesco de Ángel FernándezSilva con AlfonsoFernández Mañueco, dado que es su sobrino, insinuando un posible trato de favor. La reacción del PP y de Ciudadanos fue inmediata y contundente. «No podemos meternos con quienes que han tenido un trato correcto con las personas», precisó FernandoCastaño, mientras que Fernando Rodríguez calificó de «intolerable» la insinuación de Gabriel de la Mora, añadiendo que «es una lástima que Ganemos intente llevar al barrizal cualquier cosa», ya que «cualquier empleado público tiene derecho a obtener la compatibilidad».

Otro asunto que desencadenó escenarios de tirantez dialéctica fue la gestión que realiza Salamanca de Transportes como empresa concesionaria del servicio del autobús urbano. Ganemos volvió a pedir la remunicipalización del mismo y que sea elConsistorio quien lo gestione directamente, especialmente después de que TribunalSupremo hubiera ratificado la anulación de la controvertida adjudicación que se hizo a la actual empresa concesionaria. El portavoz municipal del PP le recordó a Risco que el autobús urbano es uno de los servicios municipales mejor valorado por los salmantinos y que el pasado año contó con nada más y nada menos que 13 millones de usuarios.Además, Rodríguez sentenció que «hay estudios comparativos que vienen a señalar que el coste por kilómetro viene siendo un 60% mayor cuando la gestión se realiza directamente por los ayuntamientos». Este rifirrafe dialéctico surgió a partir de la aprobación de dos dictámenes de la Comisión de Bienes y Contratación, uno relativo a la incorporación de seis nuevos autobuses propulsados por gasóleo a la flota municipal y el otro referido a la revisión de los precios del contrato del servicio del transporte urbano.

Abstención

También se detectaron profundas divergencias y cruces de acusaciones en torno al nuevo reglamento para la participación democrática, que ayer quedó ratificado con carácter definitivo, contando para ello con los votos favorables de PP yCs, mientras que Ganemos y elPSOEse decantaron por la abstención. Un representante de la federación vecinal Fevesa tomó la palabra para defender las alegaciones que había presentado su organización y para denunciar que el reglamento se hizo«deprisa y corriendo y para cubrir el expediente», por lo que solicitó su retirada.

La primera teniente de alcalde CarmenSánchezBellota, negó las duras diatribas de Fevesa, puntualizando que«claro que creemos en la participación, pero no en la imposición». Además, precisó que las alegaciones llegaron tarde y se refirió a la contradicción de que se le acuse ahora de que el reglamento se aprueba «deprisa y corriendo», cuando antes se le reprochó que el proceso para redactar y aprobar el nuevo documento había sido muy largo. También subrayó que el grupo de gobierno se ajustó en todo momento a la normativa vigente.

Si en el caso los dos dictámenes vinculados al autobús urbano hubo profundas diferencias, los cuatro grupos municipales desterraron temporalmente sus habituales divergencias para ratificar por unanimidad la puesta en marcha de la prestación conjunta del servicio del taxi en la capital y en los municipios del alfoz.