«Las fiestas patronales han vuelto a su lugar de siempre, al centro de la ciudad»

La alcaldesa de Béjar, Elena Martín Vázquez, en el balcón de la Casa Consistorial./WORD
La alcaldesa de Béjar, Elena Martín Vázquez, en el balcón de la Casa Consistorial. / WORD

El nuevo equipo de Gobierno ha elaborado un programa completo, variado y para todos los públicos, para que la gente disfrute en la calle

M. JESÚS GUTIÉRREZ / WORDBÉJAR

La ciudad de Béjar está inmersa en sus fiestas patronales en honor a la Virgen del Castañar, las cuales tendrán un protagonismo especial durante el fin de semana. La alcaldesa, Elena Martín Vázquez, habla de su llegada a la Alcaldía y de sus primeras fiestas en el cargo.

–Apenas lleva dos meses y medio en la Alcaldía y ya han tenido que organizar dos celebraciones importantes para la ciudad de Béjar: el Corpus y las fiestas patronales. ¿Ha sido complicado?

–Sí, porque no había nada organizado. A la semana de llegar se celebraba el Corpus y tuvimos que dedicarnos a ello en cuerpo y alma. Después teníamos las piscinas, los campamentos de verano... todo sin organizar y se ha ido salvando lo mejor posible y los niños y sus padres están satisfechos. Después vino el Verano Cultural y las fiestas y de momento estamos llegando y con éxito rotundo.

-Como dice las fiestas han tenido que organizarlas desde cero, ¿han seguido planteamientos anteriores o han optado por innovar?

-Lo que hemos hecho ha sido regresar las fiestas a su lugar, a lo de siempre. Yo soy una bejarana de 54 años y siempre las he conocido en el centro de Béjar. El anterior equipo de Gobierno las sacó a un recinto ferial inhóspito, al lado del río donde por la noche descendían mucho las temperaturas y mucha gente iba con botas y con plumíferos; una zona de tierra. Un lugar que también era una zona residencial y yo no estaba de acuerdo con ella, era como un fondo de saco con una salida en caso de emergencias por una pendiente fuera de la normativa, menos mal que nunca pasó nada. A mi me daba pánico ese lugar y hemos vuelto al centro de Béjar, donde el pasado viernes se abrieron las casetas y viendo a la gente consumir me fui para casa muy feliz, porque era todo un espectáculo.

-¿Cómo ha sido la respuesta de la gente a ese cambio?

-Hemos tenido problemas previos de algunas comunidades, que de forma manipulada se ponían en contra y escribieron al Procurador del Común quejándose de los cacharros de feria, que no tenemos, sólo hay establecimientos hosteleros y conciertos en la plaza de la Corredera. Pero, en general, la respuesta de la mayoría de la población ha sido buena, porque lo quiere ahí.

-¿Qué tipo de actividades componen la programación festiva?

-Tenemos una programación muy amplia para como la hemos tenido que hacer, contratar para fechas en las que había cosas en todos los sitios, pero creo que es un programa digno. Tenemos muchas actividades deportivas, siempre ha sido así, y hemos trasladados los torneos de ferias a las fiestas, porque muchos de los jóvenes ya no están los días 28 y 29 de septiembre. Esto ha sido lo más sencillo porque hemos contado con la colaboración de todos los clubes, que son los que participan y ponen color a las fiestas. Por otro lado, el pasado fin de semana inauguramos las casetas y ya contamos con Directos en la Calle, en los que actuaron los grupos bejaranos, además de otras actividades. También el lunes tuvimos en la plaza de Santa Teresa una master class de baile, y comenzaron las actividades infantiles con el Mercado de la Fantasía que estará hasta mañana, miércoles, en el parque de la Corredera, con muñecos Disney... También para los niños tendremos tobogán de agua, paintball... Durante la semana habrá conciertos en las residencias de ancianos. También me gustaría destacar que no hemos olvidado, además del centro, otras zonas como Los Praos o la Plaza Mayor, que queremos mantener vivas. Así, el día del pregón habrá una discoteca en la Plaza, para que la gente permanezca allí unas horas.

Hay actuaciones, como la de Juancho Marqués, para la que ya tenemos confirmados seis autobuses de Salamanca y tres de Guijuelo. Porque son unas fiestas pensadas para todos los públicos, con actuaciones como la de María Villalón, que el pasado sábado se metió al público en el bolsillo; con conciertos como el de Mora y Majuelo, coro de la comarca, con un homenaje a Lorca, al que invito a toda la gente, porque por dos euros podrán ver una gran actuación; o música nostálgica, con Nacha Pop o el tributo oficial a Sabina, además de teatro, gigantes y cabezudos; orquestas fabulosas desde el jueves con Marengo, La Misión y Liverpool... y mucho más.

Después, el domingo 8 será el día solemne, el de la festividad de la Virgen del Castañar, con misa y procesión y por la tarde los toros, para terminar con una revista de variedades, que en Béjar gusta mucho, y el castillo de fuegos artificiales.

Se trata de un programa completo, variado y para todos los públicos, para que la gente disfrute en la calle.

-Tras haber empezado ya las fiestas, ¿están pensando en algún cambio para el próximo año?

-Sí, adelantar el pregón al mismo día que se abren las casetas; porque ahora las peñas empiezan con la animación el día 5 y serán sólo tres días los que estarán animando y dando colorido a las fiestas; y de esa manera ya estarán durante toda la semana.

Por otro lado me gustaría señalar que este año hemos solicitado un permiso especial para los días 5, 6 y 7 para que las casetas puedan estar abiertas hasta las 5:30 horas, para que haya una mayor diversión; y para que los bares del centro con categoría especial puedan estar abiertos hasta las 7:00 horas, porque la gente tiene muchas ganas de fiesta y a las 8:00 horas ya tendremos una charanga por las calles. Porque queremos que sean unas fiestas para estar todo el tiempo en la calle, que es donde hay que estar estos días.

-¿Cómo andan de presupuesto para tantas cosas?

-Vamos a llevar al pleno de septiembre el presupuesto total, porque este año no dio tiempo a sacar todo junto en un pliego y ha tenido que hacerse con contrataciones individuales y ha sido espantoso. No había nada adjudicado y hemos tenido que estar pendiente de todo. En el pleno de septiembre llevaremos una modificación presupuestaria para poder seguir haciendo actividades deportivas, culturales y lúdicas en lo que queda de año, porque esas partidas ya estaban agotadas.

-En otro orden de cosas, ¿cómo ha sido la gestión municipal en estos dos meses y medio que lleva como alcaldesa?

-Corriendo en todo momento, porque había prisa para cerrar muchas cosas. Hasta ahora hemos trabajado lo urgente y creo que hemos salido airosos, con un equipo que ha trabajado como fieras no como políticos sino dando un servicio a la ciudad, como lo hacen en sus profesiones diarias. Pasadas las fiestas comenzaremos a tomar las riendas con nuestro programa electoral y a trabajar nuestras propuestas, porque hasta ahora hemos rellenado los huecos.

-¿Qué proyectos tienen sobre la mesa?

-El proyecto más importante que tenemos por delante es poner en marcha La Covatilla y nos pondremos con firmeza en ello. En marzo la cerraron como si se fueran corriendo, dejando todo abandonado. Junto a esto tenemos para este año dos iniciativas importantes, nombrar a los concejales de barrio para promover la participación ciudadana y que sean ellos los que se encarguen de los problemas de cada zona y poner en marcha la Concejalía de Igualdad, con un técnico especialista en esta materia. Y también poner en marcha el centro de ocio, que cerramos en julio porque no estaba trabajando nada, y queremos abrirlo como Centro Cívico y de Ocio para toda la población, no sólo para niños, también para jóvenes y adultos, con cursos, talleres, seminarios...