«Las fiestas no podrían hacerse sin la colaboración de los vecinos»

Prudencio San Pablo, junto a la cruz que hay enfrente de la iglesia parroquial. /M.J. GUTIÉRRREZ
Prudencio San Pablo, junto a la cruz que hay enfrente de la iglesia parroquial. / M.J. GUTIÉRRREZ

Desde hoy y hasta el próximo domingo, el municipio acoge las celebraciones conocidas como 'La Emperrá'

M. JESÚS GUTIÉRREZ / WORDEL CABACO

Hoy comienzan las fiestas de 'La Emperrá' en El Cabaco, unas celebraciones que no tienen fecha fija, puesto que coinciden con el Domingo de Pentecostés, y éste depende de la Semana Santa, que este año ha llegado muy temprano en el calendario. El alcalde de El Cabaco, Prudencio San Pablo, habla de estas fiestas pero también de la gestión municipal y de los proyectos de futuro del Ayuntamiento.

- Ya están aquí las fiestas de 'La Emperrá', unas celebraciones que en los últimos años siempre han seguido la misma línea.

- Sí, son las fiestas pequeñas del pueblo, en las que hay muy poca gente y en las que seguimos la misma programación de otros años porque es algo que funciona. De esta forma, esta tarde tendremos la merienda a partir de las ocho a base de sardinas asadas, panceta, chorizo... Esperamos que el tiempo nos permita celebrarla y que no haya tormentas como esta tarde (por ayer), en la que el granizo ha cubierto de blanco todo el monte en poco tiempo. Si llueve tendremos que hacerlo en la nave, pero no es lo mismo, porque asar hay que hacerlo en el merendero.

- ¿Cuánta gente esperan reunir esta tarde? ¿Contarán con acompañamiento musical?

- Seremos en torno a 80 ó 100 personas, no más, porque no hay mucha gente en el pueblo. Y la merienda estará amenizada por el tamborilero local, por Agustín García Hernández.

- Mañana, como otros años, serán los actos religiosos, ¿que otras actividades tendrán?

- Mañana, sábado, será la misa a la una de la tarde, seguida de la procesión; y ya por la noche, verbena, pero no hay nada más organizado. Después el día grande será el domingo, cuando de nuevo se celebre la eucaristía, pero esta vez ya sin procesión, y después tendremos la comida en el merendero de La Dehesa a base de paella, carne guisada y postre, aunque este año no podemos dar cerezas, porque aún no las hay. Y para la comida esperamos unas 150 personas.

- Siempre ha dicho que esta comida puede celebrarse gracias a las personas mayores.

- La verdad es que sí, sin la colaboración de los vecinos, las fiestas no podrían celebrarse, y este acto es uno de ellos. El problema es que cada vez hay menos gente mayor y menos voluntarios dispuestos a colaborar, así que llegará un momento que no se pueda hacer.

- ¿Son éstas unas fiestas del pueblo y para el pueblo?

- Son unas fiestas en las que hay poca gente, no como las de verano, que vienen muchas más personas. En éstas estamos los que vivimos a diario en el pueblo y los que pasan los fines de semana aquí, pero no muchos más. Aún así, invitamos a todos los que quieran venir a acompañarnos, que serán bien recibidos.

- En otro orden de cosas y pasando a hablar de la gestión municipal, ¿qué proyectos tienen en mente o en que están trabajando fuera de la actividad diaria de un Ayuntamiento?

- En el último año hemos presentado varios proyectos a las administraciones para solicitar ayudas, pero quizás el más importante es una iniciativa para poder abrir el Centro de Interpretación de la Minería Romana y hacerlo visitable sin necesidad de tener un guía. Es un proyecto que ha realizado la empresa Vacceo Integral de Patrimonio, que es la que se ha encargado de la dinamización de los fósiles de Monsagro.

- ¿Ya tienen decidido qué van a hacer con los fondos que les corresponden de los Planes Provinciales de la Diputación?

- Sí, hemos presentado dos iniciativas para realizar con los algo más de 42.000 euros que nos corresponden; por un lado, el arreglo de la pista de futbito y, por otro, la creación de un área de aportación de residuos, para realizarla en el antiguo basurero.

- ¿Cuentan con alguna ayuda más para dar servicio a El Cabaco?

- Hemos solicitado tres ayudas, una es la del Plan de Sequía de la Diputación, otra es para contratar a discapacitados, y también hemos solicitado la del plan energético, para continuar la actuación que iniciamos con la subvención que nos dieron el año pasado dentro de este mismo plan. Por otro lado, sí nos han concedido una y es el programa de las 'Noches de Cultura', por lo que del 8 al 10 de agosto tendremos varias actividades en El Cabaco.

- Cada vez más se oye decir que la despoblación es un problema alarmante, al que hay que hacer frente cuanto antes, ¿en El Cabaco mantienen el número de habitantes o también están notando un descenso importante?

- En el último año hemos bajado 12 habitantes y ahora tenemos censadas unas 240 personas. Además, en lo que va del año 2018 ya somos cinco o seis personas menos. Cada vez hay menos gente en los pueblos, se mueren las personas mayores y no nacen niños.

- ¿El colegio de El Cabaco se mantiene o también es un centro como otros de la Sierra de Francia que está en peligro de que se cierre por el número tan bajo de alumnos con los que cuenta?

- Ahora en el colegio están estudiando seis niños, pero seguramente el curso que viene descenderá a cuatro. Todavía estamos dentro del ratio fijado para mantener la escuela rural, pero no sabemos durante cuanto tiempo seguirá así, si lo bajan a tres como han dicho podremos mantenerla algo más de tiempo.

 

Fotos

Vídeos