La Feria de Artesanía, un buen escaparate para un sector «poco visible» y que «necesita mimo»

Lume Gallery, de Salamanca, participante habitual en la Feria de Artesanía. /LAYA
Lume Gallery, de Salamanca, participante habitual en la Feria de Artesanía. / LAYA

Un total de 38 talleres se dan cita hasta el 5 de mayo en la muestra de distintos oficios tradicionales y artísticos, organizada por FOACAL

ROSA M. GARCÍA / WORDSALAMANCA

Cerámica, vidrio, textil, cuero, bisutería, joyería, platería, talla en madera, esmaltes al fuego, encuadernación, cosmética, juguetes y trabajos en cera, azabache, papel, cartón o flores secas; una variedad muy amplia de oficios artesanos se pueden ver hasta el próximo domingo, día 5, en la plaza de Los Bandos, de 11:00 a 14:30 horas y de 17:00 a 21:30 horas.

Un total de 38 talleres procedentes de toda España participan en la XVII Feria de Artesanía de Salamanca, organizada por la Federación de Organizaciones Artesanas de Castilla y León (FOACAL), con la colaboración del Ayuntamiento de Salamanca y la Junta de Castilla y León. Un buen escaparate para un sector que genera unos 6.000 empleo directos en la Comunidad, según el gerente de FOACAL, Félix Sáez.

El objetivo de esta feria, por un lado, es «mostrar la diversidad y la capacidad que tiene el sector de los oficios tradicionales y artísticos de generar empleo y riqueza afirmó, y añadió que «las ferias de artesanía son una parte fundamental de la actividad del sector artesanal, aunque apenas supone el 10%, porque estamos presentes en todas las actividades económicas que se puedan imaginar, desde las artes escénicas, la restauración del patrimonio, la moda, lo juguetes, las artes audiovisuales, etc.». Además, «es fundamental vender, si no hay actividad comercial o ventas, esto no tendría sentido».

Durante estos días se muestran oficios tradicionales y artísticos realizados por artesanos venidos desde todas las provincias de Castilla y León, Galicia, Madrid, Asturias, Andalucía, Aragón, Cantabria y Cataluña. KIMU, de Girona, participa por primera vez en esta feria. Este artesano destaca por ser el único que se dedica, y con éxito, a realizar rosetones de las catedrales del gótico y del románico de España, entre ellas, la de Ciudad Rodrigo.

De Salamanca, encontramos stands como Pedro Sequeros, Taller Cruz, Iolite y Lume Gallery. Este último, cuya tienda está en la calle Felipe Espino, realiza joyas de vidrio con soplete y ve buenas expectativas de cara a las ventas en esta feria.

Sobre la situación del sector, Félix Sáez afirmó que «se pueden hacer dos interpretaciones». Por un lado, «está el problema de relevo generacional en los oficios más tradicionales, que tienen cada vez menos peso, influencia o presencia en el mercado y eso hace que vaya reduciéndose la actividad y que no haya relevo generacional». Por otro lado, «hay una parte muy pujante, emergente, que es la incorporación de nuevos artesanos que provienen de sectores más tecnológicos, un diseño con herramientas digitales».

«Hay oficios que necesitan ser tratados con mucho mimo, porque probablemente estemos contemplando alguno de los últimos artesanos en muchas de las actividades que tradicionalmente se vienen realizando», afirmó. En este sentido, se expresaron también algunos de los artesanos de la feria, que consideran que se les apoya poco y no se le da al sector la importancia que tiene.

En líneas generales, «tenemos una salud mejorable y hay futuro en casi todas las actividades económicas». Así, se refirió, por ejemplo, a lo que se está realizando en el cine: «Vestuario, figurantes, simulación de cadáveres, armas, copas, mesas, barcos... todo lo que sale en una película se realiza en pequeños talleres artesanos». Algo bastante desconocido, ya que, «somos muy poco visibles, pero detrás de todas cualquier actividad cultural hay talleres artesanos·», concluyó.