La Facultad de Medicina incorpora un quirófano puntero para la formación

La nueva sala de quirófano de la Facultad de Medicina, durante la inauguración oficial con la presencia de autoridades. /MANUEL LAYA
La nueva sala de quirófano de la Facultad de Medicina, durante la inauguración oficial con la presencia de autoridades. / MANUEL LAYA

La inversión de la sala ha sido de más de 250.000 euros, con la incorporación de la tecnología sanitaria más avanzada del momento

EVA CAÑAS / WORDSALAMANCA

La doctora Gómez fue la responsable de realizar una demostración en la nueva sala de quirófano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Salamanca, donde se formarán en diversas técnicas los alumnos y actualizarán sus conocimientos tanto los cirujanos del Complejo Asistencial de Salamanca como los investigadores para sus proyectos.

Esta zona cuenta con cuatro puestos de trabajo con columnas de cirugía/endoscopia y como ocurrió ayer durante la inauguración oficial, tanto los alumnos como los profesionales practican con órganos de los animales que son sacrificados en los mataderos de la provincia.

En la demostración se trataba de un bloque de pulmón y corazón de porcino. Como también detalló el profesor Marcelo Jiménez, los equipos, que han supuesto una inversión total de 250.000 euros, disponen de una lámpara LED, con monitores conectados y un sistema de captura de imágenes y de energía. De esta forma, durante las prácticas pueden también transmitir las imágenes en directo, vía streaming, bien en las aulas o en algún congreso vinculado a esta especialidad. Asimismo, el profesor Jiménez resaltó que los cirujanos del hospital «vienen a entrenarse a esta sala».

Estas instalaciones permitirán el entrenamiento de nuevas técnicas

Por su parte, el decano de la Facultad de Medicina, Francisco Javier García Criado, resaltó el objetivo múltiple de este nuevo espacio de formación «para conseguir que los pacientes estén mejor atendidos, y devolver algo a la sociedad». En el marco de la presentación también lanzó un mensaje al consejero de Sanidad, Antonio María Saéz Aguado, presente en el acto, para pedir a la Junta de Castilla y Léon un convenio marco de colaboración entre Sacyl, IBSAL y la Universidad de Salamanca, «para estrechar y profundizar en los vínculos».

García Criado aseguró minutos antes de la visita a las nuevas instalaciones que de nuevo la Universidad de Salamanca ha apostado por la Facultad de Medicina, «con el objetivo claro de colaborar aún más con el Sacyl, porque la formación de nuestros alumnos es importantísimo, y estas instalaciones van a contribuir a ello».

Los equipos, de carácter quirúrgico y de endoscopia, serán utilizados por todos aquellos profesionales relacionados con ese ámbito y Digestivo, y de forma especial, «para la formación de los propios residentes, de los alumnos, sobre todo del posgrado más que del pregrado, pero será útil para todos». El decano también insistió en que está abierto para todos los especialistas que quieran poner en práctica nuevas técnicas quirúrgicas que en este momento no se estén desarrollando.

Las intervenciones que se realizan en esta sala de la Facultad de Medicina siempre se realizan de forma experimental, o simuladas o utilizando animales de experimentación. La utilización es inmediata, ya que los equipos ya están disponibles, «hay un curso organizado que los empezará a utilizar el próximo mes».

El objetivo es mejorar los procesos para garantizar la calidad y seguridad

En relación a la incorporación de estos equipos, el consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, reiteró que se trata de una apuesta conjunta de la Facultad de Medicina con el hospital y el IBSAL, «y de lo que se trata es de disponer de los mejores medios actuales para el tratamiento de nuestros profesionales en cirugía mínimamente invasiva, en técnicas endoscópicas y con el aprendizaje que puedan realizar los alumnos».

El máximo responsable de la Consejería de Sanidad resaltó que estas instalaciones permitirán «entrenar previamente a los profesionales y a residentes del área quirúrgica o endoscópicas en su cualificación del día a día y en la investigación sobre nuevas técnicas». Ambas considera que son técnicas de futuro, «y dicen que la cirugía será sustituida poco a poco por endoscopia e intervencionismo activo». En este sentido, Sáez Aguadó destacó la importancia de la investigación, «que debe de aplicarse en este caso en la práctica clínica, y en estas instalaciones permitirá mejorar las técnicas e incorporar algunas nuevas, para hacerlas con ese criterio de calidad y seguridad que las técnicas poco invasivas aportan a los pacientes».

Cabe destacar que este equipo instalado en la Facultad de Medicina de Salamanca es pionero en Castilla y León y no existe nada similar en la otra existente en la Comunidad, en Valladolid, «con una sala de simulación vinculada a la exploración de los pacientes».

Desde la USAL insisten en que los grupos de cirugía mínimamente invasiva del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca son líderes nacionales en la realización de procedimientos quirúrgicos mínimamente invasivos e investigación tecnológica, por lo que, con la adquisición de este nuevo equipamiento para su Facultad de Medicina, se compromete con la implementación de las técnicas quirúrgicas más recientes en la práctica clínica, así como de la necesaria investigación permanente en diseño, evaluación tecnológica y evaluación de resultados.

La dotación presupuestaria es superior a los 250.000 euros, procedentes de la convocatoria de 2015 de ayudas a infraestructuras y equipamiento científico-técnico (plan estatal I+D+I 2013-2016), que cuenta con fondos FEDER, y se convierte en la única sala similar en Castilla y León.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos