Los expertos buscan terapias menos tóxicas y auguran que la leucemia se podrá prevenir

Ute Fischer, Arndt Borkhard e Isidro Sánchez García, durante la rueda de prensa./R. R.
Ute Fischer, Arndt Borkhard e Isidro Sánchez García, durante la rueda de prensa. / R. R.

La Organización Europea de Biología Molecular congrega en el Fonseca a 30 de los mejores investigadores mundiales de esta severa patología

RICARDO RÁBADE / WORD

La leucemia es, sobre todo, una enfermedad inmunológica y se podrá prevenir. Éste es el mensaje nuclear que esgrimen los expertos reunidos en la Hospedería del Fonseca en el congreso de la Organización Europea de Biología Molecular, quienes están poniendo el foco en investigaciones que buscan terapias «menos tóxicas y más eficaces» contra la leucemia infantil.

El investigador de la Universidad Heinrich-Heine de Düsseldorf (Alemania) Arndt Borkhardt señaló que algunos tipos de leucemia, el cáncer más frecuente en los niños, podrán prevenirse en el futuro y reconoció que, aunque se han cosechado «grandes» logros en el tratamiento en los últimos años, todavía hay mucho por descubrir.

El investigador alemán consideró que al ser la leucemia una enfermedad inmunológica se va a poder prevenir en algunos tipos y de ahí que la reunión de Salamanca se ha planteado como oportunidad para «establecer las bases que nos lleven a poder prevenirla en el futuro».

Borkhardt insistió en que este tipo de cáncer infantil, el más frecuente entre los más pequeños, es una enfermedad de alteración del sistema inmunológico que se produce en niños que tienen una disposición genética.

Asimismo, se refirió a que hay determinados genes que se asocian con esa predisposición y que existen factores ambientales que hace que se desencadene en algunos de ellos la leucemia.

En su opinión, el desafío, más que por el desarrollo de una vacuna, pasa por «enseñar, educar y entrenar» al sistema inmunológico para que responda «adecuadamente a estas infecciones».

Borkhardt explicó que Alemania lidera en Europa la terapia y diagnóstico del cáncer infantil y que las compañías farmacéuticas no han estado interesadas en el pasado por esta enfermedad. También subrayó que «queremos generar sinergia entre investigadores que utilizan herramientas experimentales muy distintas para entender la biología de las células B, como laBiología molecular, muestras de pacientes de leucemias y de individuos susceptibles que no desarrollan la enfermedad, y genética de organismos modelo como ratones»

Finalmente, subrayó que en la leucemia infantil «los genes son diferentes y también los hábitos adquiridos» con respecto a los adultos.

Por su parte, Isidro Sánchez García, delCentro de Investigación delCáncer de Salamanca, afirmó que «los cambios conceptuales y tecnológicos que se han producido en la investigación en leucemia infantil nos permiten ahora abordar su prevención, cosa que hace 20 años era impensable».

El congreso está auspiciado por laFundaciónGeneral de la Universidad de Salamanca.