España y Portugal podrán actuar hasta 25 kilómetros en el país vecino contra los incendios

Un momento de la reunión que celebró la comisión hispano-lusa en la Subdelegación del Gobierno. /SERNA
Un momento de la reunión que celebró la comisión hispano-lusa en la Subdelegación del Gobierno. / SERNA

La ComisiónHispano-Lusa de ProtecciónCivil impulsa sus vías de cooperación ante una campaña estival que se presenta «complicada»

RICARDO RÁBADE / WORDSALAMANCA

España y Portugal podrán intervenir de forma directa en los 25 kilómetros del país vecino pegados a la frontera sin necesidad de una autorización o una comunicación previa para hacer frente a posibles incendios u otras catástrofes naturales que, por su potencial, puedan afectar a la seguridad nacional, lo que supone multiplicar por más de dos este margen de actuación, que hasta el momento estaba fijado en los diez kilómetros. Éste fue uno de los principales acuerdos adoptados en la XIV Comisión Hispano-Portuguesa de Protección Civil, que se celebró ayer en Salamanca y donde se analizó el estado actual de la cooperación bilateral en materia de incendios y otras catástrofes transfronterizas.

De esta forma, en tales supuestos España podrá actuar en Portugal y al contrario sin necesidad de comunicación inicial aunque sí deberá notificar después la actuación transfronteriza. La reunión celebrada en la Subdelegación del Gobierno estuvo presidida por el director general de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior, Alberto Herrera, y por el presidente de la Autoridad Nacional de Protección Civil de Portugal, Carlos Mourato. haciendo las veces de anfitriona de la reunión la subdelegada delGobierno enSalamanca, Encarnación Pérez. En el encuentro ambos delegaciones pusieron de relieve sus «sólidas relaciones» en esta materia, reforzadas tras la rúbrica del Protocolo Adicional de Ayuda Mutua en Zonas Transfronterizas, firmado en la Cumbre Ibérica que se celebró en Valladolid el pasado mes de noviembre.

El desarrollo del encuentro permitió entablar «una discusión franca y productiva» sobre el estado de cooperación bilateral, el balance de las acciones realizadas y, en particular, la asistencia mutua en materia de incendios forestales, según destacó laSubdelegación delGobierno.

Las delegaciones española y lusa mostraron su voluntad de seguir profundizando en este modelo de cooperación y en poner mayor énfasis en la planificación, la previsión, la prevención y la gestión de riesgos, a través de una colaboración que «se pretende cada vez más participativa, conjunta y dinámica entre los dos países».

Ejemplos de esa colaboración fueron los ejercicios internacionales, integrados en el marco del Mecanismo de Protección Civil de la Unión Europea, en los que ambos países participaron a lo largo del último año. Así, y en este ámbito internacional, tanto España como Portugal reafirmaron su firme compromiso con el proyecto europeo 'RescEU' y destacaron la mejora que ha supuesto para la eficacia de Mecanismo Europeo de Protección Civil la creación de este proyecto, que ambos países han apoyado activamente desde el inicio de su tramitación y que consideran resultará de mucha utilidad en las campañas de lucha contra los incendios forestales.

Alberto Herrera reconoció, en relación a los posibles incendios forestales, que se avecina «una campaña complicada», pero dejó claro que fruto de la coordinación entre el Ministerio y lasComunidades Autónomas se cuenta ya con un «dispositivo que está listo y preparado» ante posibles catástrofes.