«Cuando la enfermedad renal da síntomas es porque ya llegamos tarde»

Tamara García y Francisco Hernández, en la sede de Alcer./WORD
Tamara García y Francisco Hernández, en la sede de Alcer. / WORD

Los expertos advierten sobre la incidencia de las enfermedades crónicas de riñon y señalan que 180 salmantinos han de soportar la diálisis

D. BAJO / WORDSALAMANCA

La enfermedad renal crónica es «silenciosa y desconocida». Los enfermos no saben que la padecen «porque no duele nada» y «no da síntomas, y cuando los da, es porque ya llegamos tarde». Es la advertencia que la nefróloga Tamara García lanzó ayer sobre la enfermedad renal crónica, un mal que afecta a 850 millones de personas en todo el mundo y que se lleva 2,4 millones de vidas al año. Otros 14 millones, por otra parte, sufren enfermedad renal aguda, que arrastra una «mortalidad elevada».

Las personas que padecen la enfermedad crónica han de soportar sesiones de diálisis al menos tres veces por semana, vigilar de cerca su alimentación y cuidar mucho de su salud, ya que los problemas renales pueden retroalimentarse con dolencias cardiacas y además afecta especialmente a quienes ya tienen problemas de corazón. El consejo de los especialistas está claro: concienciarse sobre la importancia de velar por nuestros riñones y adoptar ciertos hábitos de vida (ejercicio físico, hidratación adecuada, evitar el alcohol y el tabaco, alimentación saludable, poca sal en las comidas... ) para prevenir la aparición de la enfermedad. Seguir estos consejos «es lo que más cuesta», pero los resultados son muy beneficiosos. Y a partir de los 65 años, revisiones anuales para comprobar el estado de los riñones.

Para advertir sobre los problemas renales y concienciar a los vecinos, la Asociación para la Lucha Contra las Enfermedades del Riñón (Alcer) instalará mañana tres mesas informativas en la Plaza Mayor, la plaza del Liceo y la plaza de la Fuente. El presidente en funciones de Alcer, Francisco Hernández, añadió que es «durísimo» para una persona saber que padece una enfermedad renal crónica «sobre todo para los jóvenes», ya que les limita su vida personal y laboral. «Por eso en Alcer llevamos años con la prevención» y con las actividades divulgativas, para evitar los males de salud antes de que sea tarde.

Las mesas estarán en la calle de 10:00 a 14:00 horas. El lema del Día Mundial del Riñón que se celebra mañana es 'Salud renal para cualquier persona en cualquier lugar'.

Diálisis

La nefróloga Tamara García comentó que unas 180 personas tienen tratamientos renales sustitutivos (155 hemodiálisis en el Clínico y 25 diálisis peritoneal en sus domicilios). El repunte en el número de pacientes ha propiciado que se habilite un tercer turno para hemodiálisis y que el nuevo hospital vaya a incremetar los espacios reservados para este tratamiento . «No hay más alternativa», afirmó la especialista. Actualmente el Clínico tiene tres turnos de mañana, tarde y noche, de lunes a sábados. Las sesiones duran unas cuatro horas y los pacientes acuden tres veces por semana.

Los pacientes de hemodiálisis han de acudir al clínico tres veces por semana, en turnos de cuatro horas

El envejecimiento de la población también ha contribuido a que aumenten los pacientes de hemodiálisis. Hace 30 años «era imposible pensar» que personas con más de 65 o 70 años siguiesen este procedimiento.

En cualquier caso, cuando los pacientes renales se ven abocados a la diálisis «es que ya hemos llegado tarde», de ahí la importancia de prevenir. La doctora García también comentó que el año pasado se transplantaron 68 riñones en Salamanca (13 de pacientes vivos, 7 combinados con páncreas y el resto de fallecidos) y que el número total de transplantes en la historia del Complejo Asistencial ya rebasa los 1.200.