La emotiva cita con los difuntos llena con plegarias y flores el cementerio

El público atraviesa el camposanto para localizar las sepulturas donde reposan los restos de sus familiares fallecidos../SERNA
El público atraviesa el camposanto para localizar las sepulturas donde reposan los restos de sus familiares fallecidos.. / SERNA

El trasiego fue incesante a lo largo de todo el día y se rezó ante las tumbas, panteones y nichos de los seres queridos

RICARDO RÁBADE / WORD

El libro del Génesis delAntiguo Testamento nos recuerda a los humanos que polvo somos y en polvo nos convertiremos. Esta lapidaria máxima bíblica sobrevoló ayer, con independencia de que sea específica de laCuaresma, sobre las cabezas de los millares de personas que se acercaron hasta los cementerios de San Carlos Borromeo y laVirgen de la Salud de Tejares para depositar ramos en las tumbas, nichos y panteones de sus seres queridos.

El sol reinante, propiciado por la leve recuperación que experimentaron los termómetros, acompañó en todo momento el incesante trasiego de visitantes a los dos camposantos de la capital salmantina.

La celebración de Todos los Santos generó incontables momentos y estampas de silencio, reflexión, plegarias y oraciones de miles de personas ante las tumbas de los familiares y amigos que ya no viven en este mundo. Fueron instantes para rescatar del baúl del olvido episodios irrecuperables de la convivencia de miles de personas con padres, hermanos e hijos ya fallecidos.

De forma paralela a la multitudinaria afluencia de personas a los cementerios, las floristerías y los puestos de venta de ramos instalados en los alrededores vendían todo tipo de flores, tanto naturales como artificiales.Los claveles con su variado abanico de colores, los crisantemos, los gladiolos y las rosas fueron especialmente solicitados por las personas que prefirieron adquirir sus ramos de flores en las inmediaciones del cementerio, tras haber descartado las compras previas.

El particular negocio que rodea a la conmemoración religiosa de Todos los Santos volvió a tener como manifestación la venta de churros, chocolate caliente, porras y roscas de anís en las zona de entrada a los cementerios. Los precios apenas experimentaron variaciones con respecto a los que estuvieron vigentes el 1 de noviembre de 2017. Así, la rosca de anís se volvía a vender este año por la módica cantidad de un euro.

En el interior del recinto sagrado se vislumbraban todo tipo de estampas.Familias de la etnia gitana rendían tributo a sus muertos delante de unos panteones especialmente pulcros y salpicados de flores. Los hubo también que buscaron entre las hileras de cruces las tumbas donde reposan ciudadanos ilustres de Salamanca, como son los casos del insigne escritor y rector de laUSAL, Miguel de Unamuno, el cantante RafaelFarina o el torero JulioRobles.

En un plano más estrictamente mundano, elConsistorio habilitó un servicio especial de autobús hasta el camposanto reforzándose los servicios de la línea 4 para facilitar los desplazamientos, al tiempo que la Policía Local reordenó la circulación

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos