Baloncesto

Emese Hof cree que Avenida «es la mejor oportunidad» para crecer

Emese Hof, en la cancha del pabellón de Würzburg./MANUEL LAYA
Emese Hof, en la cancha del pabellón de Würzburg. / MANUEL LAYA

La joven pívot holandesa fue presentada en el pabellón de Würzburg

I. L. S: / WORDSALAMANCA

Perfumerías Avenida cerró hoy su ronda de presentación de esta semana dando a conocer a la joven pívot holandesa Emese Hof, que supone, en palabras de los responsables del club y del propio entrenador una clara apuesta de futuro, pero también de presente en el equipo.

El presidente de Perfumería Avenida fue el primero en tomar la palabra en la presentación. Jorge Recio aseguró que «era una pieza deseada por nosotros. Hace ya tres años contactamos con ella pero, lógicamente, quiso finalizar su etapa universitaria». «Sus condiciones no habían pasado desapercibidas para, entre otros, Miguel Ángel Ortega y ahora, en apenas tres días con nosotros parece que lo está corroborando, añadiendo además una actitud perfecta», continuaba el mandatario azulón. Para Recio, la llegada de Emese Hof era muy especial porque «era la guinda que nos faltaba, con juventud y con un futuro prometedor y un presente que ya está en Avenida y que dure mucho».

Antes de que la propia jugadora expresase su satisfacción por llegar a Salamanca y la ilusión que le hacía pertenecer a este club, fue Ortega el que quiso detallar las características de Hof y lo que puede aportarle al equipo. «Tengo y tenía mucha confianza en ella. Desde hace varios años cuando la conocí y hablamos con ella, teníamos que sembrar un poco para poder traerla a Avenida y esperar a que completase su formación. Desde ese momento todos nos pusimos a seguirla y estoy muy contento de que esté aquí«, reconocía el técnico. »Es una jugadora que tiene, en mi opinión, cualidades físicas muy buenas, versátil, puede hacer muchas cosas y lo que le falta es experiencia que irá adquiriendo con estas jugadoras de nivel, como Silvia o Vitola poco a poco. Sus capacidades son muy altas« confirmaba Miguel Ángel Ortega, que añadía que la nueva jugadora es »una apuesta 20% de presente y 80% de futuro».

Visiblemente contenta, con una sonrisa constante en la boca y aceptando que los periodistas se dirigiesen a ella en castellano porque se ha esforzado en aprender algo de español en muy poco tiempo, se presentó Emese Hof. «Estoy muy emocionada por estar aquí, en un grandísimo equipo y muy agradecida de tener esta oportunidad». Sabía a qué tipo de equipo venía, o, al menos, así se lo habían comparado, «me dijeron antes de venir que Avenida era como el Real Madrid para el baloncesto femenino español. Un gran club, el mejor de España», reconocía la jugadora holandesa.

En ese corto periodo en nuestro país y en Salamanca ya sabe, al menos, cómo jugará su equipo, «somos sólo cinco jugadoras profesionales y es difícil, pero ya veo un juego rápido, con mucho pase y muy atractivo para una interior como yo. La liga americana es muy atlética y he sabido aprender del entrenador que tuve allí». Y respecto a Ortega, el técnico que la pretendió hace unos años, «está justo aquí», bromeaba, «tengo buena comunicación con él y es genial» y, eso sí, sobre su forma de dirigirse a las jugadoras «no le entiendo cuando se vuelve loco, pero sé lo que quiere de mí», sentenciaba.