Las Dueñas cumple 600 años con la vista puesta en la canonización de 'La negrita'

Autoridades y hermanas, durante el acto de entrega del cuadro de sor Teresa Chikaba. /LAYA
Autoridades y hermanas, durante el acto de entrega del cuadro de sor Teresa Chikaba. / LAYA

La Junta dona al convento una réplica del cuadro de 'Sor Teresa Chikaba y su confesor', habrá, entre otros actos, conferencias y visitas teatralizadas

ROSA M. GARCÍA / WORDSALAMANCA

Un total de 26 hermanas forman actualmente la comunidad de las Madres Dominicas del convento de Nuestra Señora de la Consolación de Salamanca, más conocido como de Las Dueñas, que celebra este año los seis siglos de su fundación, pendiente de la canonización de sor Teresa Chikaba, 'La negrita'.

Para conmemorar los 600 años de la existencia del convento se han organizado distintas actividades, bajo el título 'Dominicas de Salamanca, 600 años de luz', algunos de ellos vinculados al dicho proceso de canonización abierto en Roma hace unos años. Uno de esos actos tuvo lugar ayer: la donación por parte de la Junta de Castilla y León de la réplica del cuadro 'Sor Teresa Chikaba junto a su confesor'. La directora de Políticas Culturales de la Junta, Mar Sancho, hizo la entrega de la obra en el claustro del convento. Un cuadro anónimo del siglo XVIII «en un estado de conservación dificultoso, pero que contiene no solamente un valor artístico, sino un importante valor documental vinculado al proceso de canonización de sor Teresa Chikaba» y que se suma al ámbito de la sala dedicada a 'La negrita' para «poner en valor ese recorrido y esa argumentación espiritual que sustenta el proceso que se inició hace unos años».

Dentro de actividades, la alcaldesa en funciones de Salamanca, Ana Suárez, presentó las nuevas visitas teatralizadas al monasterio dentro del programa 'Las llaves de la ciudad', que se pondrá en marcha durante de octubre a diciembre para acercar a turistas y salmantinos a la historia, el patrimonio cultural y la vida de la congregación. Suárez resaltó la importancia que tiene para la ciudad la influencia de las órdenes religiosas. «No podría entenderse Salamanca sin sus congregaciones religiosas, sin sus conventos, sin sus iglesias, sin todo el patrimonio artístico, cultural y religioso que nos ha llevado a ser la ciudad que somos, la ciudad a la que vienen miles de turistas y la ciudad que pretendemos seguir siendo, un referente cultural importante», afirmó. El turismo religioso genera 30.000 millones de euros anual en el PIB nacional y unos 359.300 empleo.

Amparo Sanz Albornos, escritora del cuento de 'Chikaba, el sol de Teresa', dio a conocer las actividades programadas para conmemorar el sexto centenario de la fundación del convento. Los actos arrancarán con una solemne eucaristía el 4 de septiembre, a las 12:00 horas en el convento. Habrá un ciclo de conferencias, los días 22, 23 y 24 de octubre, de 19:30 a 20:30 horas, en la iglesia del convento, que permitirán conocer su historia, así como un acercamiento a la vida contemplativa de hoy y la exposición del cuadro 'La Negrita de Salamanca y su Confesor'. Además, el día 8 de noviembre tendrá lugar otra solemne eucaristía, con la presencia del obispo de Salamanca. Sin olvidar las visitas teatralizadas del programa 'Las llaves de la ciudad'.

El horario de visitas al convento es de lunes a sábado de 10:30 a 12:45 y de 16:30 a 19:00 horas.

Antes de la donación del cuadro y la presentación de las actividades, Sor María Eugenia explicó que actualmente viven en clausura en el convento, 26 hermanas; una comunidad que «está formada por tres», ya que, explicó que hace 16 años vinieron una hermanas de Bilbao y hace seis, de Valladolid. «Nuestra vida principalmente es de oración, de silencio, de mucho silencio, pero también de trabajo», ya que se dedican a la repostería y venden sus pastas. Sor María Eugenia lamentó que «ahora no hay vocaciones», algo que, señaló es general en Europa, pero no en otros lugares, como Latinoamérica, donde están surgiendo muchas vocaciones.

De 'La Negrita', cuyos restos se encuentran en el convento, explicó cómo llevó una vida «muy dura por su piel oscura». Amparo Sanz destacó también el valor y la importancia del proceso de canonización. «No existen testimonios vivos de hechos milagrosos como tal», pero sí están constatados sus hechos y virtudes, además de la protección otorgada al convento o la sanación de personas.