«En Doñinos de Salamanca tratamos de que haya siempre algo diferencial, hay que motivar a la gente»

El alcalde de Doñinos, Manuel Hernández./SERNA
El alcalde de Doñinos, Manuel Hernández. / SERNA

Las fiestas de Santo Domingo acapararán la atención vecinal en el municipio a partir del próximo miércoles

D. B. P. / WORD

Manuel Hernández dirige el Ayuntamiento de Doñinos de Salamanca, un municipio cercano a la capital que gana población cada año y que renueva sus fiestas en cada edición.

- ¿Por qué debería acercarse una persona a las fiestas de Doñinos?

- Porque tenemos propuestas de mucha animación, mucha actividad de calle, mucha gente joven con niños, ambiente y peñas en las calles... a medida que pasan los años crecen las peñas. Las fiestas son muy animadas y participativas.

- Para todas las edades, entiendo...

-Tenemos actividades como la verbena vermut para los mayores, actividades para niños como rampas de aguas, parrilladas para peñas, teatro de calle para todos, verbenas, paellas solidaria, electrocharanga... y el 'brutathlón'.

- ¿Qué es el 'brutathlón'?

- El 'brutahtlón' son competiciones de lanzamiento de bombonas de gas, recorrer con una alpaca de paja unos metros, mover una rueda de tractor, lanzamiento de azadas... Es la novedad mas llamativa. Solíamos hacer gincanas contratadas y este año los dos concejales de festejos lo han gestionado. Yo he gestionado orquestas y músicas y ellos se han encargado del resto de actividades.

-¿Cómo incluyeron el 'brutahlón' en el programa de fiestas?

-En una comisión de festejos, antes de las fiestas de abril, alguna peña propuso hacer este tipo de gincanas. En abril es mas difícil porque dependemos del tiempo y al final se decidió trasladarlo a agosto y en la última comisión de festejos quedó cerrado que la gente quería que hiciéramos esta actividad. También hay una actividad el sábado que es la última que tendremos, tras el 'brutahtlón' y la orquesta, que es 'Doñinos Talent', que al final es extrapolar lo que se hace en la tele a lo que se puede hacer en el pueblo. Es algo novedoso.

- Tienen actividades bastante originales...

- Tratamos de que haya algo siempre diferenciado, ya sea un teatro de calle que llegue a la gente..., las gincanas empezaron como ahora, haciéndolas nosotros y al final fueron empresas, pero también distintas, y a las peñas les gustan. Hemos tenido de todo tipo, el año pasado fue una tipo 'humor amarillo'. Tratamos de que haya siempre algo diferencial. Si siempre es igual la gente se acaba cansando. Hay que motivar a la gente. Por ejemplo, también tenemos autos locos. Empezaron en el mandato anterior, hubo dos ediciones y se dejó porque no había participación. Ahora hay tres peñas apuntadas y al menos habrá tres coches. Hay que incentivar a la agente con premios en condiciones. A lo mejor algún día puede ser dinero.

- Por tanto los vecinos participan en la programación de las fiestas...

- La mayoría son ideas de las peñas, pero si acude cualquier colectivo, asociación... atendemos todas las peticiones. Después se verá el coste, si se puede sufragar...

- ¿Cuánta gente puede participar en estos festejos?

- Podemos hablar de eventos con más de 500 personas. Hablamos de un municipio de 2.500 vecinos, un pueblo dormitorio, en la que la integración en la vida social es muy complicada, con gente que viene a comer y dormir. El pasado mandato intentamos integrar a esa gente que no hace vida hacia el pueblo y poco a poco se ha ido integrando. Se ve en los chavales que se apuntan a las peñas, en la gente de mediana edad que participa de las fiestas... el año pasado contabilicé 480 peñistas. Ahora hay muchas más porque han aparecido 4-5 peñas más. Hablamos de mucha más gente.

Lo que nunca había ocurrido es que la gente llame para preguntar cuando son las fiestas de abril y agosto para coger las fiestas, los turnos o las vacaciones. Cuando hay un interés y la gente se lo pasa bien en las fiestas haces que la gente se quede en el municipio y lo viva. Se trata de incentivar que la gente se quiera quedar y hacer vida aquí. Al final los negocios funcionan y todo funciona. Y veo alegría. Si a las ocho no hay nadie en al calle es un choque, es una sensación de estar apagado... ahora hay gente a la una de la mañana en el bar de la piscina.

- ¿Con qué recursos cuentan?

- 30.000 euros para las dos fiestas, las de abril y las de agosto. 60.000 en total las dos fiestas. Es el presupuesto para actividades y nos ceñimos a él. Al final no deja gastar más de lo que debes. Se trata de ir viendo precios y ver a dónde llegamos. Y es una cuantía similar todos los años, desde que llegamos en 2015. Y basta con esa. No se queda nada en el tintero, pero se puede modificar alguna cosa. Hemos hecho contrataciones directas y no hay intermediarios. Contratamos el teatro de calle directamente con la compañía. Y las orquestas con los representantes, previo presupuesto de todas las orquestas. En noviembre nos llegan los presupuestos, decidimos cuál gusta a los chavales y por los recursos que tenemos. Puede gustar una de 10.000 euros pero se va de presupuesto. Y los chavales quieren actividad, comer, beber, gincanas, movimiento...

- Miden mucho los gastos...

- Si esos 1.000 euros podemos ahorrarlos en una orquesta, tenemos otro teatro de calle. Hemos ido midiendo cada fiesta. Y al final soy yo el que marca las pautas a los concejales. Para que cada euro no se ahorre, sino que se reinvierta, dentro de los 30.000 euros de los que disponemos. Antes se hacia una licitación. Se hizo una de 45.000 euros. ¿Qué ocurría? Venían dos orquestas en abril y dos en agosto con cuatro cosas más y eran 45.000 euros. Se quedaba mucho en la licitación. No había una objetividad. Calculo que de los 60.000 euros podemos ahorrar unos 15.000 por contratar directamente. Hemos ahorrado hasta 1.500 euros en una orquesta.

- Pero esto no se hace de un día para otro...

- Y es un trabajo de cuidado. En noviembre los representantes llevan ya las propuestas. Entre diciembre y enero hay varias comisiones y decidimos. En enero ya tenemos las propuestas de abril y agosto y a partir de enero movemos el resto de teatros, gincanas... y directamente, con internet , pidiendo presupuesto. No se hace de un día para otro. Ahora mismo la electrocharanga, las orquestas, las discotecas... es picoteando uno por uno. A pico y pala. A comparar precios.

- ¿Qué no hay que perderse de las fiestas de Doñinos?

- Creo que alguna de las novedades, como el 'brutahtlón'. Lo interesante es el día a día, el movimiento. El sábado tenemos autos locos, encierro infantil, parrillada, 'brutahtlón', 'Doñinos Talent', orquesta, discoteca, desayuno de peñas y volvemos a empezar el domingo. Que nadie se aburra en los días de las fiestas.

- Hablando de otras cuestiones, ¿cómo ha arrancado la legislatura?

-Muy bien. Estoy contento porque hay buen 'feeling' con los concejales y los equipos y con el PP y el PSOE. Estamos trabajando. Hemos negociado para trabajar conjuntamente. Y hasta hoy ha ido de maravilla. Estamos haciendo juntas de gobierno y nos reunimos con ellos para oírles, aunque no tengan voto, si tienen aclaraciones las dejan por escrito... Ha cambiado de estar todos a golpes a ser casi un paraíso.

- ¿Cómo han alcanzado esa complicidad?

-Cada uno tenemos nuestros proyectos y nuestras historias. Ha empezado muy bien. Saben que tenemos mayoría y podríamos pasar el rodillo, pero esperamos no hacerlo, a menos que sea algo muy concreto y que la oposición se oponga. Además las prioridades suyas son las que tenemos desde la legislatura anterior. Hay 3-4 cosas esenciales que están por elaborar. Vamos a trabajar en ellas y después veremos los proyectos.

- ¿Por ejemplo?

- La gestión del agua, que es prioritaria. No vamos a sufrir sequía, pero hay que gestionar bien el agua. También están las áreas de viviendas abandonadas o no terminadas, que son prioritarias también. Y hay varias cuestiones más complicadas como la gestión de jardines que también es importante. Y en cosas como el asfaltado de calles, que es algo que ve cualquiera. Y el mobiliario urbano es muy necesario. Si hay buen 'feeling' podemos sacar muchísimas cosas adelante. Me gustaría que el 99% de las cosas fuesen por consenso. En el último pleno se aprobó todo por unanimidad. En este momentos somos un oasis en Salamanca. El mandato pasado íbamos a los plenos atacados.

- ¿Qué planes tienen para estos cuatro años?

- Una son los parques y jardines y mobiliario urbano. Otra es el asfaltado de calles y en algún caso levantarlas porque tienen tuberías de fibrocemento. Y otra, que es muy gorda, es la avenida Juan Carlos I, que necesita renovación de aceras y tuberías y es una obra muy importante, de más de un kilómetro de aceras y calles. No es prioritario porque no da muchos problemas, aunque hay algún reventón, raíces de árboles... pero si se adecenta daría otra visión del municipio. Y los talleres de empleo. Hemos tenido uno de jardinería y nos ha venido de maravilla para acondicionar los jardines. El mandato pasado sacamos planes adelante pero costó mucho. Ahora estamos con la rehabilitación del polivalente. Es algo que tenemos de la legislatura anterior y está pendiente de empezar. Espero que en breve empiece. Es lo más llamativo que tenemos ahora. Cuando tengamos los presupuesto de 2020 empezaremos a meter los proyectos que tenemos, como el agua o parques y jardines y ver necesidades reales del pueblo.

- Al menos ustedes no sufren la despoblación...

- Somos un municipio del alfoz y en crecimiento. Y aunque sea lento, lo mantenemos. A día de hoy toda la vivienda esta vendida o el 99% lo está. Todo el mundo tiene vivienda allí. Hemos crecido en 200 habitantes en cuatro años. De menos de 2.000 a 2.200 censados ahora.