Los Dominicos abren su terraza al público para regalar nuevas vistas del centro de la ciudad

El prior de los Dominicos, Ricardo de Luis Carballada (derecha) charla con el arquitecto Jesús Manzano y el alcalde, Carlos García Carbayo. /LAYA
El prior de los Dominicos, Ricardo de Luis Carballada (derecha) charla con el arquitecto Jesús Manzano y el alcalde, Carlos García Carbayo. / LAYA

La congregación también musealizará tres nuevas salas para reivindicar sus aportaciones al Renacimiento

DANIEL BAJO / WORDSALAMANCA

La terraza del convento de San Esteban abre hoy al turismo y añade un nuevo atractivo al catálogo monumental de la ciudad. El prior, Ricardo de Luis Carballada, ejerció ayer de anfitrión durante la visita con las autoridades y explicó la intrahistoria del nuevo mirador sobre la ciudad.

La terraza está situada a unos 30 metros de alto sobre la fachada principal de San Esteban. Desde ella se admira el teso de las Catedrales, la parte trasera de la Universidad, la calle Palominos, la Clerecía, San Pablo, el convento de las Dueñas y la cúpula de Las Agustinas, entre otros espacios reconocibles de la capital. La subida al 'balcón' está incluida en la entrada al convento de San Esteban y se hará en grupos de 20 personas, acompañados por un guía. Para llegar a la terraza hay que subir 62 peldaños por una escalera de caracol, por lo que las personas con problemas de movilidad no podrán acceder. La inversión total ha ascendido a 80.000 euros, adelantados por la comunidad religiosa, aunque el Ayuntamiento reembolsará 60.000 merced a un acuerdo entre ambas instituciones.

Horarios

En principio habrá dos turnos por la mañana y otros dos por la tarde a las 11:30, 12:30, 17:30 y 18:30 horas, aunque podrían ampliarse en verano, fines de semana o en función de la demanda. «Que nadie se quede sin ver el paisaje», zanjó el prior. También habrá pases gratuitos, pero su horario aún está por definir. De acuerdo al prior, la apertura del mirador es una «contribución importante» para el turismo cultural de la ciudad, en la línea marcada por Ieroniums, Scala Coeli y el cerro de San Vicente. «Es una visita muy interesante, que complementa a otras» de la ciudad. Según el prior, la subida tiene algo de «espiritual». «El convento ofrece una experiencia de paz, equilibrio y armonía. Es un lugar para ver con los ojos y el alma», explicó.

Ricardo de Luis Carballada agradeció la implicación del Ayuntamiento, tanto en la persona del actual alcalde como en la de su predecesor. En su día hablaron de potenciar las visitas a los Dominicos y surgió la idea de habilitar la terraza, que hasta entonces sólo se empleaba para tareas de mantenimiento de las torres y de los tejados. Después de seis meses de obras, el proyecto es una realidad. «La intervención ha sido sencilla porque el espacio no es grande, pero compleja por las dificultades de la instalación», explicó el director técnico de la obra, Jesús Manzano. Por ejemplo, tuvieron que acondicionar las salas que llevan hasta la escalera de caracol y rebajar un metro el suelo de la terraza para facilitar el acceso a éste, porque la puerta de entrada al mirador medía apenas medio metro de alto. También instalaron un suelo de granito con un espacio entre las baldosas para filtrar el agua de lluvia y que ésta salga a través de las gárgolas de la fachada.

La inversión asciende a 80.000 euros, de los que el Consistorio sufragará 60.000

La renovación de San Esteban no se queda aquí. Según comentó el prior, también acometerán una «reordenación museística» que podría estar terminada dentro de un mes. Las salas que comunican el coro con la escalera de caracol se «remusealizarán» para «intentar dar a conocer la aportación del convento al humanismo renacentista». Hasta ahora «se ha dado a conocer la aportación del convento a la presencia de la Corona en América pero no está suficientemente presentada y es desconocida la aportación que hicieron la ciudad, la Universidad y el convento al pensamiento humanista, no sólo con Francisco de Vitoria sino con las raíces de la economía moderna, que están aquí, en Salamanca en el siglo XVI. Ese es el objetivo de la remusealización», explicó.

Más oferta

El alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, encabezó la delegación institucional. También acudieron representantes de la Subdelegación del Gobierno, la Junta y la Diputación de Salamanca.

«El convento ofrece una experiencia de paz, equilibrio y armonía»

El primer edil alabó las «vistas espectaculares e inéditas sobre la ciudad» e incidió en que el proyecto «es fruto de la colaboración entre el Ayuntamiento y los Dominicos». Los resultados surgen «del diálogo. Nos preguntamos cómo ampliar el atractivo de los Dominicos y vimos la terraza. Es un nuevo mirador sobre la ciudad que se añade a los que ya existen y que tanto atractivo tienen para los visitantes». Y a más espacios patrimoniales «más visitantes, más economía y más empleos».

El Consistorio también ayudará con la mencionada musealización de las salas de San Esteban. Carbayo, finalmente, resaltó el «gran esfuerzo» de los Dominicos por «abrir el convento» a la ciudad y por ofrecer la posibilidad de «descubrir las maravillas de este lugar».