FÚTBOL - Segunda B

Doctor Ribelles, entre el fútbol y el próximo MIR en Unionistas

Javier Ribelles conduce el balón en un encuentro con Unionistas de Salamanca./MARÍA SERNA
Javier Ribelles conduce el balón en un encuentro con Unionistas de Salamanca. / MARÍA SERNA

El medio valenciano, que logró el tanto del empate en Fuenlabrada, se entrena por las mañanas con el equipo salmantino y por las tardes se prepara para lograr plaza en las oposiciones del próximo mes de febrero

Juanjo González
JUANJO GONZÁLEZSalamanca

No hay muchos licenciados en Medicina jugando al fútbol profesional y Unionistas tiene la 'fortuna' de contar con uno de ellos en la plantilla. Javier Ribelles llegó este verano al club charro para aportar su experiencia en la medular y ayudar al equipo en la campaña de debut en Segunda B. Fijo para Roberto Aguirre -ha sido siempre titular- el domingo marcó de nuevo y con su tanto le dio un gran punto a Unionistas en casa del tercer clasificado, el Fuenlabrada. Es su segundo tanto este curso -ya le marcó al Atlético de Madrid B- aunque el valenciano también 'reclama' como propio el del remate ante el Celta B que se coló dentro tras tocar en un adversario y que el colegiado adjudicó a Marchan en propia puerta.

Ribelles, que 'teme' por los avisos que le han dado en la plantilla la llegada del frío charro, cree que el punto en Fuenlabrada «es importante por ser fuera de casa ante uno de los mejores rivales de la categoría. Estuvimos serios defensivamente, nos adelantamos... la rabia fue que con la calidad que tiene en el juego interior, nos empataran en una acción a balón parado».

El equipo lleva cinco jornadas sin perder, aunque Ribelles echa de menos algún punto que se le ha escapado al equipo en este periodo. «Sí, las sensaciones son buenas. Trabajamos al menos para no perder, pero sí que es cierto que ante el Celta B o el Atlético B nos quedamos con la sensación de poder sumar alguno más. Al final el fútbol será justo y algún día que no lo merezcamos quizá no los devuelva».

El domingo, tras marcar al Fuenlabrada, fue a coger una camiseta de Pau Cendrós -lesionado de gravedad en el anterior encuentro en una rodilla- para dedicárselo. «Sí, era algo que habíamos hablado con los capitanes, que el que marcara en ese partido iba a ir al banquillo a dedicárselo a Pau. Es una baja muy importante, porque además de lo bueno que es dentro del campo, tenerlo como compañero ayudaba mucho. Ha sido un palo duro, pero lo importante es que ha sido en una persona muy íntegra, siempre alegre y que tiene mucha fuerza. Seguro que volverá pronto por la actitud que tiene», expresa el de Paterna.

La plaga de lesiones ha sido constante en el equipo desde el inicio de la temporada. «Pasamos de no tener nada al inicio ahora a tener de todo. Son rachas y lo positivo que saco es que ya están casi todos bien de los tocados y Guille, Diego, Piojo y Quintana se están recuperando todos».

Ribelles está haciendo pareja en la actualidad con Adrián Llano en la medular y los resultados están siendo notables. «Tanto antes con Peli como ahora con Adrián, estoy muy cómodo. Llano es muy inteligente y eso es importante para compenetrarse con él. Ambos somos similares en cuanto al juego, algunos dicen que es difícil jugar siendo tan parecidos y los dos más defensivos, pero yo creo que nos compenetramos bien», apunta el medio.

Ribelles se encuentra compatibilizando su carrera profesional en el fútbol en Unionistas con la que acabará siendo en un futuro la de su vida laboral. «Ahora por las tardes estoy estudiando el MIR. Ya me presenté hace dos años y ya veremos cuándo me toca dejar el fútbol. No se puede compatibilizar porque con el trabajo, las guardias.. no se puede. Ya saqué hace un par de años la plaza pero al final rechacé porque quería seguir jugando al fútbol, pero si esta vez saco una nota muy buena que no pueda dejarla pasar tendría que plantearme lo de dejar el fútbol», reconoce el valenciano.

El examen es el próximo mes de febrero, el día 2, y por eso le está dando 'duro' todos los días. «Por las mañanas me levanto antes de entrenar para estudiar y luego ya después de comer descanso media hora y me pongo ya por las tardes a darle 'caña' hasta la noche. Esa es mi rutina. Por suerte el fútbol son unas horas por la mañana y me queda la tarde para estudiar», señala. «Si apruebas el MIReliges la especialidad que tú quieres en el hospital que deseas dependiendo de la nota. Por eso es importante sacar una buena nota para elegir ciudad y especialidad. Y ahí empiezas cuatro años a trabajar como residente con tu sueldo para formarte en ese periodo de tiempo. Lo que yo quiero es la neurología», explica el medio.

Lo que Ribelles desea, es que si tiene que dejar el fútbol esta temporada, que sea con Unionistas en Segunda B. «Seguro que sí. Lo hablamos en el vestuario viendo al equipo y a los que nos hemos enfrentado, creo que podemos estar en una posición cómoda para no sufrir esta temporada», finaliza.

 

Fotos

Vídeos