La Diputación y la USAL desarrollan un nuevo programa de Voluntariado Juvenil

Los diputados osé María Sánchez y Eva Picado y la vicerrectora Ana Belén Ríos. /WORD
Los diputados osé María Sánchez y Eva Picado y la vicerrectora Ana Belén Ríos. / WORD

Se llevará a cabo en el denominado Camino del Huebra al Yeltes, que incluye los municipios de Buenamadre, Martín de Yeltes, Sancti Spíritus y La Fuente de San Esteban

REDACCIÓN / WORDSALAMANCA

La Diputación de Salamanca y la Universidad de Salamanca desarrollarán la séptima edición del programa de Voluntariado Juvenil en el denominado Camino del Huebra al Yeltes, que incluye los municipios de Buenamadre, Martín de Yeltes, Sancti Spíritus y La Fuente de San Esteban.

Este programa, cuya edición presentaron ayer los diputados de Bienestar Social y Centros Asistenciales, Eva Picado y José María Sánchez, y la vicerrectora de estudiantes y sostenibilidad, Ana Belén Ríos, persigue a promover y favorecer el voluntariado juvenil como una iniciativa que genera actitudes de tolerancia y solidaridad, dando respuesta a necesidades e intereses sociales, mediante el compromiso solidario de mejorar la vida colectiva.

Para su desarrollo, la Diputación de Salamanca a través de su sección de juventud aporta 20.000 euros, y la Universidad, a través de su Oficina Verde asume el diseño del proyecto, la evaluación técnica y labores de gestión además de coordinar los voluntarios universitarios participantes.

Como en las ediciones anteriores, que han tenido como escenarios los municipios de Cabrerizos, Alba de Tormes, Béjar, Ciudad Rodrigo, Guijuelo, y Escurial de la Sierra-Linares de Riofrío-Navarredonda de la Rinconada-Rinconada de la Sierra, la séptima edición «Camino del Huebra al Yeltes» pretende mejorar, hasta final de año, la señalización e interpretación de una ruta de valor ecológico a la vez que desarrolla actividades participativas de educación y sensibilización ambiental.

Acciones lúdicas

Junto a estas actividades se llevarán a cabo acciones lúdicas y educativas vinculadas al uso de las ruta señalizada como taller de reciclaje, concurso y exposición fotográfica, taller de plantas, actividades de educación ambiental en centros educativos de los municipios participantes, conferencia sobre la Usal y su VIII Centenario, restauración de zonas, y jornadas intergeneracional, de salud y medio ambiente o de gestión de recurso naturales o de buenas prácticas y pesca sostenible, entre otras.

Un programa que, en definitiva, a través de visibilizar la riqueza natural y cultural de la zona objeto de intervención, contribuye a fortalecer el aprendizaje de hábitos saludables, especialmente de los jóvenes, fomentando su participación e implicación en el entorno en el que viven.

 

Fotos

Vídeos