La Diputación puntualiza que la colocación del quitamiedos es «una solución provisional»

Quitamiedos en la calle del pueblo./WORD
Quitamiedos en la calle del pueblo. / WORD

El presidente Javier Iglesias asegura que la instalación de lomos de burra para reducir la velocidad se descartó por motivos técnicos

RICARDO RÁBADE / WORDFUENTES DE BÉJAR

El presidente de la Diputación, Javier Iglesias, salió ayer al paso de las duras críticas vertidas por el alcalde socialista de Fuentes de Béjar, Gustavo Rodríguez Sánchez, quien denunció la colocación el pasado viernes por parte de la institución provincial de una valla quitamiedos en su localidad en la carretera en dirección a Ledrada, que ha dejado sin acceso al municipio, impidiendo así no solo el paso de vehículos, sino también de personas y animales.

Iglesias puntualizó que el alcalde de Fuentes de Béjar «conoce perfectamente»los motivos que obligaron a adoptar esta medida y recordó que el origen de esta polémica se remonta a «una denuncia de un particular al Procurador delComún». Fue precisamente a partir del requerimiento del Procurador delComún cuando la institución provincial decidió intervenir.

«Este señor tenía sus razones y se ha entendido desde la Diputación que, efectivamente, había que mejorar» y hacer frente a este problema. Por ello, «de manera provisional y a requerimiento delProcurador delComún, la Diputación, desde el punto de vista técnico, ha hecho esta instalación provisional hasta dar con una solución definitiva, para que esta situación no vaya a más y se pudiera producir una situación no deseada y, además, no se está creando ningún problema».

Iglesias enfatizó, ante las críticas de los vecinos deFuentes de Béjar referidas a que con el quitamiedos se cortaba el acceso que ha existido siempre, por ejemplo, para el cotidiano paso de las vacas, que «lo que ha hecho primero laDiputación es poner seguridad, por lo que las vacas pueden pasar por la parte de arriba o por la de abajo».

Respecto a la propuesta del Consistorio de Fuentes de Béjar de colocar bandas de frenado para reducir la velocidad de los conductores, Iglesias subrayó que «de acuerdo con los criterios técnicos no se pueden instalar lomos de burra en esa zona».

El pasado viernes un grupo de operarios de laDiputación se presentaron al final de la calleEras para colocar un quitamiedos. El alcalde aseguró que no hubo ninguna comunicación previa por parte de La Salina al Consistorio y recalcó que el problema real que existía era el exceso de velocidad, algo que se podía solucionar perfectamente, a su juicio, con medidas reductoras de la velocidad pero no impidiendo el paso de vecinos, vehículos y animales.