La Diócesis salmantina aporta cinco obras a la nueva edición de Las Edades del Hombre

José María Vicente, Tomás Gil y Adolfo Domínguez, junto al cartel de Las Edades. /LAYA
José María Vicente, Tomás Gil y Adolfo Domínguez, junto al cartel de Las Edades. / LAYA

Destaca el famoso óleo de San Miguel de la Catedral y una pieza del retablo del desaparecido convento de los Mínimos, fechado en el siglo XVII

D.B.P. / WORDSALAMANCA

La Diócesis de Salamanca presentó ayer las cinco obras con las que participará en la próxima exposición de Las Edades del Hombre, que se celebrará en Lerma bajo el título 'Angeli', y que se desarrollará entre los meses de abril y noviembre de 2019. El director del Servicio Diocesano de Patrimonio Artístico y Cultural, Tomás Gil Rodrigo; el representante del departamento de Arte de la Fundación Las Edades del Hombre, José María Vicente, y el jefe del servicio territorial de Cultura de Castilla y León en Salamanca, Adolfo Domínguez, se encargaron ayer de presentar las piezas elegidas.

Tomás Gil explicó que Las Edades del hombre disponen de un inventario de todas las piezas de las diócesis de la región. La exposición sacra sigue un guión y las obras se eligen de acuerdo con ese relato. En el caso de 'Angeli', el 'leit motiv' son los ángeles y su presencia en el arte religioso.El cartel de la exposición, obra de Eduardo Palacios, plasma «una imagen real y cercana de un ser que bien pudiera formar parte de nuestras vidas».

La primera de las obras es un relieve que forma parte de un retablo de la iglesia parroquial de Nuestra Señora de las Angustias de Bóveda del Río Almar, procedente de Mancera de Abajo, que perteneció al convento de los Mínimos y que data de la primera mitad del siglo XVII. Tomás Gil insistió en la importancia de esta pieza porque, gracias a la limpieza efectuada por las Edades del Hombre, se ha descubierto la iconografía. «En un principio se pensó que era una imagen de San Elías, pero gracias a la limpieza se aprecia que se trata de una representación de San Francisco de Paula, que representa lo cuatro votos de la orden de los Mínimos». Esta pieza jamás se ha expuesto fuera de Salamanca y, según Gil, la limpieza a la que ha sido sometida ha revelado «el origen y la autoría» de la pieza, además de aportar pistas para seguir investigando sobre el paradero del resto de elementos del retablo. El cambio del antes y el después de pasar por los talleres de Las Edades del Hombre es «impresionante»

Políptico

Otra de las obras aportadas por Salamanca es un políptico de San Miguel Arcángel, de Juan de Flandes, ubicado entre 1506 y 1507. Se trata de un óleo sobre tabla de madera de pino que se encuentra en el Museo Catedralicio de la Catedral de Salamanca y que es «la obra de mayor calidad artística» de las aportadas por Salamanca, reconoció Gil. El óleo muestra a San Miguel Arcángel combatiendo a un demonio.

Del Convento de San Esteban saldrán otras dos obras a 'Angeli'. Se trata de dos pinturas de finales del siglo XVI, anónimas, que «son de pequeño formato» y en las que están representadas escenas de la vida de Santo Domingo, tituladas 'Flagelación' y 'Coronación de Santo Domingo'. Estas dos pinturas son «una rareza iconográfica» porque hay muy pocas representaciones de Santo Domingo en las que no aparezca con túnica o predicando. Estos pequeños cuadros eran piezas «de meditación», para que los monjes las tuvieran en sus cuartos mientras rezaban.

Por último, en la nueva edición de Las Edades del Hombre estará una obra en la que se representa a San Ignacio de Loyola librando de demonios a una mujer, que se encuentra en el claustro de la Universidad Pontificia de Salamanca.