Detenido por robar a su expareja y quebrar una orden de alejamiento

Vehículo policial en el centro de la ciudad./LAYA
Vehículo policial en el centro de la ciudad. / LAYA

La denunciante explica que le arrancó el bolso mientras le decía que «esto es poco para lo que te tenía que pasar»

REDACCIÓN / WORD

La Policía Nacional ha detenido a un joven de 31 años como presunto autor de un delito de robo con violencia o intimidación y por quebrantamiento de una medida cautelar (orden de alejamiento). Al joven le constan 36 detenciones por diversos hechos, robos con violencia, resistencia desobediencia, delitos contra la salud pública, malos tratos, quebrantamiento de condena, homicidio doloso y delitos contra la propiedad.

La Policía explica que anoche, sobre las 22:02 horas, una joven denunció a su expareja por un presunto robo con violencia y por quebrantamiento de medida cautelar.

La denunciante explicó que sobre las 20:00 horas de ayer se encontró con su expareja en la plaza de la iglesia de Pizarrales, después de dejar a unos amigos con los que había pasado la tarde. Reveló que convivieron durante mes y medio y que dejaron la relación hace un mes «porque es una persona muy violenta y le ha causado muchos problemas», revela la Policía, en el corto periodo de tiempo en el que convivieron. También explicó que se acercó a ella y le quitó el bolso de un tirón mientras le decía «esto es poco para lo que te tenía que pasar, que estuve tres veces en el calabozo por tu culpa». A continuación abrió el bolso, sustrajo 500 euros y se dio a la fuga.

La chica también denunció que su excompañero tiene una orden de alejamiento que cree que está en vigor, siendo informada de las Medidas de Protección contra la Violencia de Género que le asisten.

Arresto

La Policía explica que esta misma mañana, sobre las 08:23, recibieron un aviso para que los agentes se personasen en una vivienda de la call Norte, donde al parecer y, según llamada de un particular, una joven está causando daños en la puerta de la misma. Los funcionarios vieron que la puerta presentaba un agujero a media altura. El joven que les abrió la puerta les comentó que su antigua compañera sentimental había estado golpeando la puerta y había causado los daños que se apreciaban, motivo por el que había llamado a la Policía. También les informó de que tenía una orden de alejamiento en vigor respecto de esa mujer, por lo que no le había abierto ni había tenido contacto físico con ella.

Los agentes comprobaron la identidad del varón y fueron informados de que existía una denuncia de su expareja contra él por robo y quebrantamiento de la orden de alejamiento. Así, procedieron a su detención y traslado a las dependencias policiales, donde ha quedado ingresado.